ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

 

LA IMPORTANCIA DEL “CUÁNDO”

Si hay un tratamiento que tiene una fecha ideal de inicio, ese es el tratamiento de BRAZOS de Institut Saurina de Pomaré.  No es por una cuestión relacionada con la exposición al sol como podría ser el caso del IPL ni por necesidades de piel relacionadas con el clima, como es el PRP. En este caso, tiene relación directa con el TIEMPO. Pero, ¿por qué?

tratamiento remodelante y tensor de brazos

El momento de empezar el tratamiento de BRAZOS es…¡YA!  Empieza la cuenta atrás.

Para entenderlo mejor, es importante saber que los brazos es una de las zonas más complicadas de tratar del cuerpo. Su morfología muscular y tisular, con puntos de anclaje muy alejados los unos de los otros, hacen que la tendencia a la flacidez sea muy elevada. Si a ello le sumas la desmusculación y desnutrición que provocan las fluctuaciones en los niveles de estrógenos (como por ejemplo en la peri-menopausia), la necesidad de tratamientos específicos se acentúa aún más.

Es cierto que ejercicios de tonificación pueden mejorar el aspecto de los brazos, pero es importante no caer en el error de pensar que es suficiente. El deporte mejora la flacidez de la musculatura pero no interviene de forma directa en el tratamiento de la flacidez del tejido.

La propuesta, efectiva y resolutiva que proponemos en Institut Saurina de Pomaré para solucionar los problemas estéticos de los BRAZOS (flacidez, descolgamiento, adelgazamiento excesivo de la piel y contornos poco definidos), es una combinación de tratamientos de cabina e infiltraciones de medicina estética.

tratamiento remodelante y tensor de brazos

Tratamiento Estético + Infiltraciones de Medicina Estética: Tándem perfecto para unos BRAZOS firmes y perfectamente contorneados

El tratamiento se inicia en el Instituto, dos veces por semana, y se basa en el poder de la radiofrecuencia médica asociada a los ultrasonidos microfocalizados y la acción de la nanotecnología cosmética vehiculizada mediante baja frecuencia y/o electroporación. La finalidad es engrosar el tejido, fomentar el tono tisular y crear una trama proteica consistente que fomente la máxima efectividad de las infiltraciones con hilos tensores “mini threads”. ¡Cada cosa a su debido tiempo: primero crear base y luego infiltrar!

En el caso de los brazos, el número de infiltraciones promedio suele ser de 3 sesiones y se realizan 1 vez al mes así que, si quieres llegar “a tiempo” para poder disfrutar de unos brazos firmes y bien contorneados en la próxima primavera, ¡es hora de empezar!

¡RESERVA cita de diagnóstico en Institut Saurina de Pomaré y te ASESORAREMOS  de las mejores opciones para tus necesidades!

No esperes ni un día más… ¡AHORA ES LO QUE TOCA!