ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

La deforestación es uno de los mayores problemas que sufre nuestro planeta. Millones de hectáreas de bosques vírgenes se talan descontroladamente con fines industriales, despojando a la Tierra de uno de sus mayores activos, la vegetación, con todo lo que ello conlleva. Aumento del efecto invernadero, contaminación, pobreza del suelo, peligro para la fauna y desaparición de especies. Algunas firmas se han comprometido a intentar mejorar esta situación insostenible y, entre estas, se encuentra Caudalie. 

Caudalie

La vid, el gran principio activo de los productos de Caudalie.

La tala descontrolada ha alcanzado tal magnitud que la superficie anual despojada de árboles equivale al territorio de Bélgica. Es por ello que una marca como Caudalie se ha puesto manos a la obra junto con diversas asociaciones por todo el mundo. Hasta ahora, la firma, en colaboración con Nordesta, Pur Projet, WWF, Coeur de Forêt, Association Arbres et Paysages en Gironde y National Forest Fundation, ha plantado más de 4 millones de árboles y ha dedicado a ello más de 8 millones de euros. Y es que además, es miembro de “1% for the Planet por lo que dona el 1% de su volumen de facturación mundial a asociaciones protectoras del medio ambiente.

Caudalie

Caudalie ha colaborado en la plantación de más de 4 millones de árboles.

El compromiso de las empresas con el medio ambiente es crucial

Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta los orígenes y la filosofía que movieron a sus fundadores, Mathilde y Bertrand Thomas, a crear su marca. La idea nació en los viñedos de su familia en Francia. Un paisaje idílico en el que el cuidado de las vides, o lo que es lo mismo, de la naturaleza que les rodea, es lo que da lugar a los ingredientes de sus productos. Es su esencia misma.

“Devolver a la tierra un poco de lo que ella nos da cada día. Creemos en una belleza comprometida, respetuosa con el planeta y los seres humanos. Somos conscientes de que ser ecológico es también y, sobre todo, incitar a cada persona a permanecer atenta y sensible al mundo que nos rodea y que esto supone un aprendizaje constante.” Mathilde y Bertrand Thomas

Caudalie

Viñedos de Caudalie en Francia.

El compromiso de la firma francesa con el medio ambiente comienza por la formulación de sus productos, en la que dan prioridad a los activos naturales y respetuosos con el planeta, entre los que, por supuesto, destacan los procedentes de la vid. Extractos de plantas, agua vegetal de uva, aceites y mantecas vegetales, aceites esenciales… La cantidad de conservantes que utilizan es mínima y los que emplean son únicamente los autorizados por lábel Ecocert. Mientras que ingredientes sintéticos controvertidos como los parabenos, los aceites minerales o los ftalatos están vetados en su composición.

Y continúa por cuidar sus envases, que se fabrican con papel reciclado o plástico reciclado o vegetal. La madera de los tapones del Aceite Divino, de las mascarillas y de los exfoliantes es madera de fresno procedente de bosques con Certificado de Gestión Sostenible, al igual que todo el papel que emplean en packagings y comunicaciones.

Caudalie

La deforestación causa un 20% de las emisiones de efecto invernadero.

El compromiso de los gobiernos y de las grandes empresas como Caudalie es crucial para acabar con la deforestación, causa de un 20% de las emisiones globales de efecto invernadero.