Writer Rosa Girona

YSL impregna de arte su perfume L’Homme y L’Homme Nuit de la mano del artista noruego Gardar Eide Einarsson. Los adictos a esta fragancia disfrutarán ahora de una limitada Edition Art, única y carismática.

thumb

Tan importante es un frasco en la elección del perfume, que YSL ha querido vestir de arte su fragancia l’Homme para regalo y deleite de sus seguidores. Para esta ocasión ha elegido al artista Noruego Gardar Eide Einarsson, “reconocido por su obra proteiforme (pintura mural o sobre lienzo, instalaciones, fotografía, así como carteles, folletos, etc.) y por alterar los elementos de la contracultura occidental (el grafiti, el cómic, el skateboarding, el tatuaje y la música punk)” como nos explican los portavoces de YSL.

La Nuit de L’Homme

La luz y las sombras. Un incisivo frescor y una calidez ardiente. Una fragancia repleta de contrastes, con un inicio explosivo y fresco -cardamomo y bergamota- y un fondo oriental extremadamente sensual y envolvente -cumarina y vetiver-, que encierra un corazón noble de madera de cedro, vibrante y misteriosa, que nubla los sentidos con su embriagador aroma. Una fragancia moderna y con carácter. (100ml, 89€)

thumb-1L’Homme

La elegancia amaderada de una estela atractiva y carismática. La fragancia juega con unas combinaciones inéditas que le aportan un mayor misterio. A su estallido de inicio, con un acorde de cidra, bergamota y jengibre, le sigue un corazón floral y especiado, con la hoja de violeta, la flor de albahaca y la pimienta, todo ello acompañado de una estela cálida y amaderada, salpicada de notas de sándalo, cedro de Virginia, vetiver y haba tonka. (100ml, 89€)

De venta exclusiva en El Corte Inglés.

thumb-2

LA ENTREVISTA

Gardar Eide Einarsson: Nacido en Noruega y trabaja a caballo entre Nueva York y Tokio. Sus obras, la mayoría de ellas en blanco y negro, juegan con la distancia entre la simbología social y el vocabulario artístico.

Con estas ediciones limitadas Yves Saint Laurent rinde homenaje a sus dos icónicas fragancias masculinas -L’Homme y La Nuit de L’Homme. Esta creación original, entre fragancia y obra de arte, es el homenaje a una pasión que refleja el alma de la Maison Saint Laurent desde sus orígenes.

Es la primera vez que colaboras con una marca de belleza en un proyecto de esta categoría. ¿Por qué te has decidido a hacerlo? Para mí, el increíble legado de Yves Saint Laurent es una gran fuente de inspiración. La manera, por ejemplo, en la que el propio Saint Laurent coleccionaba sus obras de arte es realmente fabulosa. Cuando vemos imágenes de su colección privada, representa exactamente la forma en que los artistas desean que se coleccionen sus obras. Por lo tanto, viniendo de una marca como Yves Saint Laurent, este proyecto tenía algo verdaderamente especial que me animó a participar en él.

thumb-3

¿Cuáles fueron tus principales fuentes de inspiración para crear las obras para YSL? Me inspiré en dos aspectos diferentes. En primer lugar, existía la noción de la masculinidad, así que lo principal es preguntarse qué es la masculinidad y cómo se puede representar. Además, pensé que se podía establecer una especie de paralelismo entre el perfume y un cierto estilo de pintura, que existían semejanzas entre la forma en que el perfume y un cuadro abstracto actúan como medios de expresión. Por ello quise crear unas obras pictóricas y, al mismo tiempo, abstractas. Siempre procuraba tener cerca los frascos para determinar los aspectos que quería resaltar en cada obra. Empecé con lafragancia L’Homme, intentando interpretar el tipo de masculinidad que ese perfume representa para mí. De esta manera se convirtió en el eje central del proceso de creación y decidí posicionar a La Nuit de L’Homme como polo opuesto, otro extremo de esa masculinidad central. Por ello, quise darle a La Nuit de L’Homme un carácter más oscuro, con más cuerpo, como si estuviese atrapada en una telaraña.
También has jugado con la forma hexagonal del tapón de los frascos. ¿De qué manera te ha inspirado este detalle? Creo que el tapón es realmente el trazo distintivo de los frascos. ¡Es precioso! Su forma hexagonal es tan sencilla y poderosa al mismo tiempo que se impuso como el elemento principal de estas obras.

¿Qué sensación esperas que los hombres tengan cuando adquieran uno de estos frascos? Creo que estos frascos de edición limitada se pueden considerar como una fragancia y, al mismo tiempo, como una creación artística. Para la mayoría será simplemente su fragancia habitual, aunque creo que también pueden ofrecer una función secundaria, como una especie de mini escultura.