ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

¿Te atreves a cenar a oscuras? ¿sabrías lo que comes? ¿cómo es la persona qué está cenando a tu lado? ¿cuáles son las sensaciones que percibes en la oscuridad más completa? Estas son las preguntas que han venido a hacernos los chefs de Dans le Noir. Un restaurante con locales en Madrid y en Barcelona que lo único que trata es de enseñarnos que nuestros sentidos, quizá, estén más desaprovechados de lo que pensamos.

Cuando perdemos facultades en la vista o se pierde por completo, el cerebro tiende a ponerse en alerta y estar atento a todos los posibles peligros despertando en nosotros el oído, el tacto, el gusto y el olfato.

“A menudo pensamos que cuando alguien visión el resto de sentidos se agudizan. Pero no todos ellos lo hacen por igual ni de la misma manera porque, más que agudizarse y parecer más precisos, se magnifican”, explica el Chef y Director del restaurante de Barcelona, Adrià Subirana.

Esto es lo que tratan hacernos ver desde sus restaurantes, y es que, cuando falta un elemento tan indispensable como la luz, en vez de limitar la experiencia lo que hace es completarla y potenciarla hasta límites insospechados.

El concepto de cenas a oscuras es una idea que ya se usaba en las asociaciones de personas invidentes a mediados del siglo XIX para sensibilizar a las familias y allegados de esta discapacidad visual. Dans le Noir nació en París en 2004, ayudado por la asociación de ciegos de Paul Guinot, de un experimento que buscaba intensificar las sensaciones de la gastronomía convirtiéndose en la primera cadena de restaurantes a oscuras en el mundo entero y en una de las más grandes operaciones de sensibilización positiva hacia la discapacidad.

Dans le Noir trata de que veamos todas las sensaciones y emociones que nos ofrece la cocina de una manera multisensorial y con la intención de que disfrutemos del verdadero sabor de los alimentos jugando a adivinar qué es lo que comes. Todo el personal de la sala se compone de guías invidentes lo que implica que las personas videntes al llegar al restaurante transfieran toda su confianza en su guía invidente. Esta sensibilización conduce a una relación de confianza mutua y respeto que ayuda a darte cuenta de primera mano del valor de su trabajo y de su total capacidad para llevar a cabo cualquier tarea.

Al perder la vista también se pierden las referencias temporales del sol, el reloj o el móvil ocasionándonos una pérdida de la noción del tiempo.

“A nivel gastronómico, pensamos que a oscuras sentimos los sabores más intensamente sin implicar que se sea capaz de ser acertar qué estamos comiendo”, explica Adrià Subirana.

Esto ocurre porque desde pequeños estamos condicionados por la vista a la hora de comer lo que implica que al no ver qué estamos comiendo puede resultar algo más difícil saber qué es exactamente puesto que a oscuras no se come mejor sino diferente.

El tipo de gastronomía y de platos varia en función de una ciudad a otra. Así, el Dans le Noir de Madrid con Manu Nuñez como chef tiene una línea gastro mucho más moderna con texturas chocantes, sabores muy distintos, fusión de culturas y toques de cocina molecular y vanguardista. En Barcelona, sin embargo, Adrià Subirana ha decidido decantarse más por lo tradicional, por los sabores de recuerdos.

Dans le Noir Barcelona: Passeig Picasso,10    dir-bcn@danslenoir.com

Dans le Noir Madrid: Plaza del Biombo, 5    reservas@danslenoir.com