ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

Cada vez son más los diseñadores de moda que tienen su propio restaurante. Y de hecho algunos ya tienen varios locales repartidos por el mundo. Ha sido un filón de negocio que en los últimos años han explorado las grandes firmas del diseño, y dado el elevado número de establecimientos abiertos, debe ser todo un éxito económico. Porque lo cierto es que casi cualquier marca de moda que nos venga a la cabeza tiene su café, restaurante o bar de copas.

Los países preferidos por los diseñadores de moda

Si vemos donde abren sus restaurantes los diseñadores de moda rápidamente se descubre que coinciden con las ciudades en las que se celebran los desfiles más destacados de todo el calendario. Es decir, abren sus negocios en París, Londres, Milán o Nueva York. Pero a esos lugares esenciales en el mundo de la moda hay que sumarles las mecas asiáticas de Dubái, Shanghai y Tokio.

Restaurante de Bulgari en Dubái

En fin, veamos los ejemplos concretos:

Beige de Chanel

Una muestra de la presencia en Asia es el restaurante Beige de la firma Chanel que se encuentra en el elegante barrio tokiota de Ginza. Un local diseñado por Peter Marino, que ha querido evocar a Coco Chanel en cada elemento. ¿Y en cuanto a la comida? Todo un derroche de fusión gala-japonesa gracias a las creaciones del chef Alain Ducasse.

Beige de Chanel

Café Dior

El mismo arquitecto Peter Marino ha diseñado el local para otra de las grandes firmas de diseñadores de moda franceses: Dior. Pero ahora es para su café en Corea del Sur, en Corea. Un café con forma y contenido tremendamente dulce, ya que los productos están ideados por uno de los pasteleros galos más célebre: Pierre Hermé.

Cafe Dior en Seúl

1921 Gucci Café

Dentro de los diseñadores de moda al nombrar Gucci inmediatamente viene a la cabeza la tradicional elegancia italiana. Ese mismo espíritu es el que ha inspirado sus cafés en Milán y en la sede del Museo Gucci de Florencia. Y finalmente la tradición toscana la ha trasladado a Shanghai donde ha abierto su primer restaurante en el centro comercial IAPM.

Café Gucci en Milán

Bar Martini de Dolce & Gabbana

Los diseñadores de moda Dolce & Gabbana comenzaron su aventura en el mundo de la restauración abriendo el Bar Martini en Milán. A lo cual ya le siguió el Martini Bistrot con la opción de comidas y cenas. Todo un éxito entre lo más granado de la sociedad milanesa. Y sorprendentemente el Bar Martini ha cruzado el Atlántico para tener una réplica en Bogotá.

Bar Martini

Thomas’s de Burberry

Un restaurante que lleve el nombre del fundador de la compañía Burberry no podía estar en otro lugar que no sea Regent Street en Londres. Un establecimiento donde se puede ir a cenar los platos más british, pero donde lo más espectacular es acudir a la hora del té para vivir todo el ritual que acompaña a esa infusión.

Entrada a Thomas’s

Vivienne Westwood Café

Otro de los diseñadores de moda de Gran Bretaña más reconocidos también ha abierto sus negocios de restauración. Pero el espíritu de Vivienne Westwood es radicalmente distinto a Burberry, algo que se denota en la propuestas gastronómicas más arriesgadas de sus dos locales. Ambos en Asia, el primero en Shanghai y el segundo en Hong Kong.

Vivienne Westwood Café en Shanghai

Il Ristorante de Bulgari

Sigamos en Asia. De nuevo en el barrio de Ginza en Tokio. Allí está la tienda más grande de la firma Bulgari, la cual acoge Il Ristorante Luca Fantin. La verdad es que los más famosos joyeros italianos tienen un verdadero imperio hostelero, con diferentes hoteles y restaurantes como su exótico resort de Bali. Por no hablar de su chocolatería Il Cioccolato de Dubái, donde los bombones se convierten en auténticas joyas.

Il Ristorante de Bulgari en Bali

The Polo Bar de Ralph Lauren

Hablemos del más conocido de los diseñadores de moda norteamericanos, Ralph Lauren. Este empresario tiene todo un imperio en el mundo de la restauración con su Ralph’s en París, el RL en Chicago o el Ralph’s Coffe en Nueva York. Y también en la Quinta Avenida de la Gran Manzana está su local más preciado: The Polo Bar, donde comerse una hamburguesa es lo más glamuroso del mundo.

The Polo Bar de Ralph Lauren

Le 68 Guy Martin de Guerlain

Guy Martin es uno de los grandes chefs franceses y se ha aliado Guerlain para diseñar la carta de este restaurante de los Champs Elisées de París. Aquí hay varios menús a elegir, pero uno de los más singulares está inspirado en los perfumes de Guerlain. Una experiencia de lo más sensorial.

Le 68 de Guy Martin y la Maison Guerlain

Más diseñadores de moda con sus propios restaurantes

Como decíamos al principio son muchos los diseñadores de moda reconvertido en empresarios de la restauración. También han emprendido este camino Giorgio Armani  que tiene su propio Emporio en ese sector con locales en Italia, Francia, Estados Unidos, Chile o Emiratos Árabes.

Restaurante de Armani en Nueva York

Igualmente tiene varios cafés, restaurantes y clubs por el mundo Roberto Cavalli, otro de los grandes diseñadores de moda transalpinos. Y sin salir de Italia se puede tomar una copa en un local milanés creado por la Fundación Prada. Mientras que la Fundación Louis Vuitton abrió su restaurante con estrella Michelín en París.

Ejemplos en España

Los diseñadores de moda en España también han seguido esta tendencia, y hay varios ejemplos. Uno de ellos es Adolfo Domínguez que ha elegido la selecta calle Serrano en Madrid para abrir su Coffee Lounge, de inspiración muy vegetariana.

Y terminamos en Barcelona en el Bistrot & Champagne Bar abierto por la casa Santa Eulalia. Un local para comer, para tomar el té, una copa, e incluso para desayunar del modo más glamuroso.

Bistrot & Champagne Bar de Santa Eulalia

¿Quién dijo que la moda y el buen comer estaba reñido?