ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

Es impensable e insostenible poder seguir consumiendo al ritmo con el que lo hacemos, por eso, cada vez son más firmas las que se plantean crear sus productos disminuyendo al mínimo el impacto en el planeta. Así nació la Sustainable Apparel Coalition (SAC), una organización que se creó en el año 2009 cuando las compañías Walmart y Patagonia se unieron para crear una herramienta válida para medir cuán sostenibles son las empresas de moda, desde gigantes de la distribución hasta pequeñas marcas puristas de la sostenibilidad. Desde la SAC crearon el índice Higg, un indicador que define lo que es sostenible para saber qué se está haciendo bien en éste ámbito y lo que no, hacia dónde se debe ir, descubrir en qué se puede mejorar y qué retos marcarse de cara a un futuro. Por eso, desde el momento en el que se creó, el objetivo de la SAC ha sido el de reunir a toda la industria de la moda para ponerse en marcha respecto a estos cambios. Por ahora la organización ya cuenta con 180 miembros entre los que se encuentran gigantes como Inditex, H&M, Gap, Fast Retailing, Espirit, Nike, Adidas, Marks&Spencer, Levi’s, Burberry o Kering, entre muchos otros.

El día 20 de febrero se celebró el primer Sustainable Apparel Coalition en Europa y la ciudad elegida fue Milán. Un encuentro que giró en torno a la gestión de los químicos y del impacto medioambiental de la industria textil y de las mejoras que se están llevando a cabo.

Salvemos el Planeta

Bajo el hashtag #SaveThePlanet la marca sostenible Bourdeaux The Brand, una de las firmas que más en serio se toma el disminuir el impacto sobre la naturaleza, ha lanzado su nueva colección: solidaria, ecológica y respetuosa con el medio ambiente para apoyar a Greenpeace en su lucha por proteger el planeta.

Camisetas de la colección Tropicalia con dibujos de la ilustradora Inma Mendieta SS18.

Sus camisetas están hechas con algodón 100% orgánico y las sudaderas (#savetheforest y #savetheocean) fabricadas con materiales reciclados con fibras de botellas de plástico además de contar con los certificados de Fair Wear Foundation, GOTS, the Carbon Trust y Confidence in Textiles.

Prendas que, comparando sus procesos con los métodos convencionales de energía en la industria textil, han logrado reducir el 90% de las emisiones de carbono.

save the planet

De cada camiseta unisex de la línea #SaveThePlanet se donan 5€ a Greenpeace.

Pero esto no queda aquí, Bourdeaux va mucho más allá teniendo en cuenta las tintas utilizadas para teñir sus prendas y sus vinilos cuentan con el certificado Oeko-Tex Standard Clase I, y que por cada prenda comprada de esta colección estarás donando 5 euros a Greenpeace ayudando a salvar los bosques y océanos, de ahí los hastags #SaveTheForest y #SaveTheOcean dedicado a los bosques y a las ballenas.

El compromiso de Stella McCartney

La firma Stella McCartney está comprometida con la idea de operar en un negocio moderno y responsable.

“Somos agentes del cambio. Desafiamos y superamos los límites para fabricar productos de lujo que se adapten al mundo en el que vivimos y en el futuro: bello y sostenible”

Stella McCartney

Stella McCartney, ha estado haciendo moda ética desde 2001. Imágen del desfile en Paris Otoño 2018. Fotógrafo: Pascal Le Segretain/Getty Images

Para la creadora de su firma homónima, Stella McCartney, cada decisión que tomamos es un símbolo de nuestro compromiso para definir nuestro futuro así como el futuro de la moda.

Save the MED

Med winds nació en el barrio del Raval de Barcelona como una marca de inspiración Mediterránea que trabaja con pequeñas fábricas y talleres del Mediterráneo, en España e Italia, además de utilizar tejidos y materiales locales. Ellos están convencidos de que la pasión de las personas que elaboran a diario cada uno de sus productos hacen que el resultado sea único, es decir, imperfecto pero de gran calidad.

Su imaginario gira en torno a la filosofía mediterránea por eso, colaboran y apoyan a organizaciones sin ánimo de lucro que lucha por preservar la costa Mediterránea. Además, cuentan con la valiosa ayuda de artesanos locales para desarrollar series muy limitadas y productos especiales de cada viaje que realizan.

La alternativa sostenible al algodón virgen

La firma española Skunkfunk, creada en el País Vasco, se inspira en el espíritu urbano, en el minimalismo, la geometría y el arte contemporáneo para crear cada una de sus colecciones las cuales se producen y suministran de forma sostenible en Europa, India y China. Sus creaciones son Zero Waste y respetuosas con el medioambiente, es decir, están basadas en la idea de utilizar cada centímetro del rollo de tejido sin generar desperdicio. Además, sus tejido utilizados provienen de fibras de bajo impacto ambiental, con etiquetas de algodón orgánico reciclado y embajadas en cajas reutilizadas y bolsas creadas con bioplástico.

Vestido de la colección SS18 de Skunkfunk.

Prendas de alto rendimiento hechas con bolsas

El gigante Adidas también está aportando su granito de arena para vestir con conciencia. La firma colabora con Parley, una plataforma en la que creadores, pensadores y líderes se unen para mantener la belleza de los océanos, evitando que los residuos plásticos contaminen nuestros océanos y transformándolos a su vez en prendas deportivas de alto rendimiento.

Adidas quiere convertir el problema en una solución.

Extender el ciclo de vida de la moda

El dúo holandés Viktor&Rolf anunció durante el Festival Bread&Butter by Zalando su nueva colaboración con gigante del e-commerce para unir moda y sostenibilidad: crear una colección cápsula eco-conscious realizada con restos de stocks de Zalando. Re:Cycle, es el nombre de esta colección de ropa de mujer que explora el diseño ecológico y el reciclaje de las prendas de vestir.

Este sólo es un pequeño paso para acelerar e incentivar la moda circular con el objetivo de reducir más aún la huella de carbono en la industria y ayudar a los consumidores a tomar decisiones de compra más sostenibles. “Estamos entusiasmados con esta colaboración, con dar a conocer el espíritu de la moda sostenible de manera audaz y accesible al infundir nueva vida a las prendas olvidadas”, explican los diseñadores.

Colección SS18 de Viktor&Rolf.

Una colección que combina los grandes diseños de Viktor&Rolf con el diseño de las prendas recicladas dando lugar a faldas en A, camisetas estampadas y sudaderas con adornos con precios que van desde los 112 a los 312 dólares. “Al asociarnos con Viktor&Rolf, estamos ofreciendo a nuestros consumidores un estilo consciente. Es increíble como transforman prendas viejas en algo nuevo y hermoso”, explica Yolanda Smit, Directora de Márketing de Relaciones de Marca de Zalando, “sus creaciones van más allá de la alta costura para volver a imaginar la moda por el bien de todo”.

Mucho más que sostenibilidad

Cus es una firma catalana con sede en Barcelona, lugar donde se idean y crean sus diseños mano a mano con todos los fabricantes. Sus prendas se realizan en Alicante, a tan sólo tres horas, con el objetivo de controlar el proceso de producción cuando es necesario. Sus tejidos, para hacer estas prendas, están realizados todos en la Unión Europea además de que toda las personas involucradas en sus procesos de producción están protegidas por la legislación de la UE.

Además, cada una de sus prendas están hechas con hilos que provienen de desechos textiles convirtiéndose en un hilo reciclado que finalmente se teje en una nueva tela. Un dato llamativo de sus prendas es que son fabricadas por mujeres con riesgo de exclusión social, dándoles la oportunidad de tener una vida mejor en su comunidad.