En el barrio de la Barceloneta, a escasos metros del mar, del hotel W y delante del futuro museo Hermitage de Barcelona, se encuentra el restaurante Maná 75º Barcelona.

Diseñado por el estudio de arquitectura Tutull Sorensen, el espacio rinde homenaje a las antiguas carrocerías, al ambiente del Mediterráneo y al barrio marinero donde se localiza. Amplio, diáfano, luminoso y colorido, lo que más destaca es la cocina abierta de más de 20 metros y la gran barra que la rodea, en la que se encuentran repartidos 19 paelleros a la vista del comensal.

Maná 75º Barcelona

El local mezcla un ambiente marítimo con una decoración luminosa y colorida.

El local se distribuye en tres zonas principales. En la recepción y el chill out los clientes pueden esperar mientras toman y pican algo de manera informal. Mesas bajas, bancos y pufs tapizados con tejidos llamativos y telas colgadas del techo son los elementos que dan la bienvenida al espacio de Maná 75º Barcelona. En el salón, dominan las grandes mesas redondas con vista directa a la barra, con lo que los comensales podrán seguir de cerca el proceso de elaboración de su paella. Por último, su amplia terraza exterior hace las delicias de cualquier noche de verano.

El chef Xavier Sender, forjado en los fogones del mismísimo Martín Berasategui, dirige el equipo de cocina y es el artífice de un menú en el que los arroces, paellas y fideueás son los protagonistas. Las nueve variedades que encontramos en la carta se preparan al momento y a la vista del comensal. El sofisticado sistema de fogones repartido a lo largo de la barra permite garantizar la cocción ideal del arroz a 75º, lo que da origen al nombre del restaurante.

Maná 75º Barcelona

En los 19 paelleras repartidos a lo largo de su gran barra se cocinan arroces y paellas frente al comensal.

Los arroces son los protagonistas del menú, pero no la única opción

Las propuestas de Maná 75º Barcelona, elaboradas con arroz bomba del Delta del Ebro y productos frescos, conquistan a los más diversos paladares. Desde las más clásicas como el arroz negro de calamares y mejillones con all i oli o el arroz caldoso de bogavante, hasta las más atrevidas y originales, entre las que destacan el arroz de bacalao y ajetes tiernos con all i oli de pimentón y el arroz de montaña con butifarra negra y costilla de cerdo confitada a baja temperatura.

Maná 75º Barcelona

Pero no solo de arroces, paellas y fideueás se compone la carta. Entre su selección de entrantes, pensados para compartir, destacan el tartar de atún al estilo oriental con guacamole, el carpaccio de wagyu con pesto de pistachos y queso Idiazábalo y las navajas a la plancha con pipirrana suave, entre otros. Como platos principales encontramos propuestas de carnes como la presa ibérica con tabulé de verduras y salsa de yogurt, el solomillo de ternera con cebollas en textura y foie gras o el pollo ecológico confitado a baja temperatura con tartar de tomate; y de pescados, como el canelón de pescado con emulsión de Beurre Blanc, el calamar a la plancha con tomates asados y cebolla caramelizada o el pescado de lonja a la donostiarra con crema de guisantes y zanahorias baby. Además, sus más de 50 referencias de vinos de distintas denominaciones y sus cócteles complementan la carta.

Maná 75º Barcelona

El espíritu de los restaurantes de pescadores, los productos de calidad y la estética vanguardista se unen en el restaurante Maná 75º Barcelona, situado en el número 101 del Passeig Joan de Borbó, muy cerca de la playa de Sant Sebastià, en la Barceloneta.