ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

La riñonera, uno de los accesorios más populares en los 90,  ha pasado de estar guardada en el cajón del olvido a convertirse en la protagonista de los outfits más a la última.

riñonera

Temporada otoño-invierno 2018-19  AGNÈS B. – ALEXANDER WANG – MARC JACOBS – LANVIN

El primer intento de recuperación de este complemento noventero fue en el desfile de primavera-verano de Chanel en 2016, pero su verdadero auge no llegaría hasta el siguiente año, en 2017, y no parece que vaya a convertirse en una moda pasajera. Multitud de firmas están lanzando sus versiones, desde el exitoso modelo ovalado a modo de cinturón de Gucci hasta los modelos más revival de Balenciaga o la riñonera triple de Stella McCartney. 

Infinitas formas de llevarla

Los materiales, formas y colores son infinitos, así como las formas de llevarla. Puede atarse al modo tradicional, es decir, en la cintura, pero no es la única opción. Una de las formas en las que más se ha visto últimamente es a modo de bandolera hacia adelante, en el pecho. Pero también en la espalda, una opción por la que ha optado Fendi, o colgada del hombro como si se tratase de un bolso. 

riñonera

Temporada otoño-invierno 2018-19. ALEXANDER WANG – BALENCIAGA – FENDI – ISABEL MARANT

A la hora de combinarla, no hay reglas. La relacionamos con un aspecto deportivo, pero los nuevos modelos se han sofisticado tanto que sirven para cualquier ocasión. Tanto para looks casual, con vaqueros como combinadas con trajes de chaqueta, prendas sobrias, vestidos románticos… 

La riñonera se ha convertido en la opción perfecta para ir a la oficina y para el fin de semana. ¿Por qué? Por su versatilidad y porque es práctica y cómoda. Estas características son las que la convierten en el complemento ideal también para los eventos del verano por excelencia, los festivales. 

riñonera

Temporada primavera-verano 2018. PHILLIP LIM – BALENCIAGA – GUCCI – KENZO – MARC JACOBS

La riñonera está aquí para quedarse y hay que empezar a mirarla con los mismos ojos con los que vemos los bolsos, es decir, como una inversión más que como una tendencia pasajera. Parece que todo son ventajas: modelos nuevos y originales, prácticas y funcionales y con un gran impacto estético. Y tú, ¿ya tienes la tuya?