El arte urbano y el lujo de la joyería Suárez han encontrado un punto de encuentro en la nueva colaboración entre la firma española y el artista británico D*Face. Con esta colección, Suárez reafirma su camino hacia la innovación.

D*Face comenzó su carrera con tan solo 15 años haciendo graffitis. Ahora, es una de las referencias del arte británico contemporáneo y de la cultura pop. Con su colección con Suárez consigue reflejar el arte urbano sobre un nuevo lienzo, las joyas.

Dface-Suarez

Izquierda mural Love Struck pintado por DFace en Los Angeles, derecha joya Suárez by D*Face inspirada en el mural.

La colección #IamSuarezbyDFace es el resultado de la unión entre tradición y vanguardia, elegancia y estilo urbano. Además, estas joyas son la más clara demostración de que modernidad y calidad no son dos conceptos reñidos. Cada una de las piezas está diseñada con una complejidad técnica y unos materiales que sorprenden. Oro rosa, oro blanco, diamantes, zafiros y detalles inesperados dan forma a las piezas.

Suárez

El artista D*Face y Suárez han trabajado mano a mano para crear esta colección.

Suarez-Dface

Piezas en proceso de diseño y fabricación.

La colección es un reflejo del arte callejero y la cultura popular

La colección está formada por un total de 14 piezas que se pueden comprar online o en  tiendas propias. Entre ellas destacan:

El colgante “Heart Struck”

Un corazón elaborado en oro rosa y blanco de 18 quilates y diamantes blancos. Puede abrirse y en su interior guarda un mensaje oculto personalizable. En la parte trasera de la medalla se encuentra grabada la firma del artista.

Suárez

El colgante Heart Struck desde diferentes perspectivas.

El anillo “Love Gun”

Anillo doble realizado en oro rosa de 18 quilates.

Suárez

Anillo doble Love Gun.

El colgante “Wingspray”

De oro rosa y blanco de 18 quilates. Un claro homenaje al arte callejero y la cultura popular. Se trata de un bote de spray con dos pequeñas alas que suena al agitarlo.

Suárez

Colgante Wingspray.

Los colgantes “Love Gun”, “Love” y “Peace Gun”

Los tres elaborados en oro rosa de 18 quilates. El primero hace juego con el anillo doble con el mismo diseño, dos pistolas entrelazadas en un corazón. El segundo es un imperdible del que cuelgan las letras de la palabra love. Por último, “Peace Gun”, un colgante en forma de pistola del que emerge la palabra peace.

Suárez

Colgantes Love Gun, Love y Peace Gun.

El colgante “Shot to the Heart”

Está realizado en oro rosa y blanco de 18 quilates y diamantes blancos. A simple vista, es una bala con dos pequeñas alas a los lados, pero, al abrirse, se descubre en su interior la palabra love.

Suárez

Colgante Shot to the Heart.

El anillo “Flutterdies”

Es la joya más especial de la colección. Elaborada con oro rosa y blanco de 18 quilates y un pavé de zafiros de varios colores y diamantes grises. La pieza son en realidad tres diferentes ya que se desmonta y aparecen así dos anillos más. Uno de ellos, una mariposa de brillantes ideal para las ocasiones más especiales y, el otro, una alianza con una discreta calavera perfecta para el día a día. Juntos son el símbolo de la simbiosis entre el refinamiento de Suárez y el arte transgresor de D*Face.

Suárez

Anillo Flutterdies en sus tres formas.

Suárez repite colaboración con Okuda San Miguel

Suárez

Algunas de las piezas de la colaboración entre Suárez y Okuda San Miguel el pasado año.

La colección se presentó en un hotel del centro madrileño coincidiendo con ARCO, una de las ferias de Arte Contemporáneo más reconocidas a nivel internacional. En el evento, las joyas compartían espacio con algunas de las obras de D*Face y Okuda San Miguel, artista con el que Suárez repetía este año colaboración.

Pintor, escultor y diseñador español conocido por sus murales de formas geométricas y colores vibrantes. Okuda fue el primer artista con el que Suárez colaboró para crear una serie de joyas única. Tras el éxito de su unión el año pasado, parece que Suárez se ha animado a seguir trabajando con otros artistas y a lanzar con Okuda dos nuevas piezas. Dos colgantes de oro rosa de 18 quilates, uno en forma de corazón y otro de pájaro, y diseñados con las líneas que tanto caracterizan al artista.

Suárez

Los dos nuevos colgantes de Okuda San Miguel para Suárez.

Gracias a estas colaboraciones, el arte callejero deja de ser clandestino y se convierte en pequeñas piezas de colección.