ESPAÑOL | ENGLISH

ESPAÑOL | ENGLISH

¿Alguien piensa que viajar en un tren de lujo es una experiencia rancia y de otros tiempos? Si es así está muy equivocado, o sencillamente no ha oído hablar del exclusivo tren Shiki-Shima. Un tren que ha comenzado a recorrer el norte de Japón el pasado 1 de mayo y desde entonces su elegante silueta es la auténtica imagen de la vanguardia sobre raíles. Un tren-hotel concebido para que la experiencia de viajar y alojarse en él no solo nos traslade en el espacio, sino que nos transporte al futuro de la forma más confortable y exquisita posible.

Viajar en el Shiki-Shima, una experiencia única

La modernidad del tren Shiki-Shima

Estamos acostumbrados a relacionar la idea de un tren de lujo con las decoraciones decimonónicas dominadas por lo tapizados de piel y los cortinajes de terciopelo. O como mucho dominados por el espíritu ornamental del art nouveau y su ebanistería inspirada en líneas orgánicas. Buen ejemplo de ellos serían esos trenes que tenemos en mente como el mítico Orient Express o el Blue Train que recorre Sudáfrica.

Incluso los trenes de lujo surgidos en los últimos tiempos tienen ese aire retro que en principio tanto cuadra con la propia palabra ferrocarril. Ese sería el caso del tren Nantsuboshi nacido también en Japón hace unos tres años y considerado como un tren de Siete Estrellas. Sin embargo, el Shiki-Shima que aquí nos ocupa es diferente. En él todo es modernidad y nadie puede dudar que se trata de un medio de transporte de nuestro tiempo y concebido para viajeros del siglo XXI.

El diseño contemporáneo es la norma en el Shiki-Shima

Un diseño con la firma de Ken Okuyama

Tanto el interior como el exterior de este tren ha sido diseñado por un amplio equipo de creativos e ingenieros encabezados por Ken Okuyama, cuyo enorme prestigio está cimentado en su múltiples trabajos para el mundo del motor. Porque el japonés Okuyama ha diseñado coches para General Motors, Porsche, Maserati y en los últimos años para la marca del Cavallino Rampante, o sea, Ferrari.

Es inconfundible el diseño aerodinámico y el color de este tren

Y en todos esos casos, su labor se ve reflejada en unas líneas modernas, pero sobre todo en que es capaz de integrar la elegancia en cualquiera de los pequeños detalles. Una línea de trabajo que por supuesto ha trasladado al Shiki-Shima, comenzando por su apariencia externa dominada por un intenso color champán que anticipa las sensaciones que les esperan a sus privilegiados viajeros.

10 vagones y 34 pasajeros

Sí. A lo largo de 10 vagones tan solo viajan 34 viajeros distribuidos en 17 suites. De estas suites, la mayor de todas ellas ocupa por sí sola todo un vagón y parece realmente un dúplex en movimiento. Mientras que hay otros dos vagones que son de uso común.

Impresionante aspecto de la gran suite

Uno de ellos está destinado como comedor donde se pueden degustar los más refinados sabores de la gastronomía nipona. Mientras que el otro vagón comunitario es un increíble mirador acristalado, cuyo elemento más emblemático es el gran sofá continuo que ofrece a los pasajeros la posibilidad de sentarse y maravillarse ante los paisajes que se recorren entre las ciudades de Tohoky y Hokkaido, ubicadas a lo largo de la costa norte de Japón, y que es el itinerario que sigue el Shiki-Shima.

A la cola del convoy se ubica este mirador panorámico

Tres noches en un hotel rodante

El poderío tecnológico de Japón siempre ha tenido una de sus máximas expresiones en el transporte ferroviario, ya que fueron ellos los que crearon el concepto de la “alta velocidad” o ideas como la del monorraíl. Sin embargo, en esta ocasión la compañía ferroviaria East Japan Railway ha optado por avanzar en un camino diferente, el de las sensaciones. El objetivo ha sido crear un tren donde el confort sea absoluto. Y eso se consigue por una singular mezcla entre la modernidad y la tradición, ya que en un mismo espacio pueden convivir los diseños minimalistas con elementos como una chimenea o el típico baño japonés construido con madera de ciprés.

El confort y la elegancia mandan en cualquier de las habitaciones de este tren japonés

En definitiva, una apuesta de lo más original y arriesgada dada la escasa capacidad del Shiki-Shima para cada uno de sus viajes. No obstante, por el momento ha sido todo un éxito, pese a sus elevados precios que pueden alcanzar los 8.000 euros para viajar en su suite principal.

Aspecto del espacioso salón comedor

Esperamos que alguno de los lectores de Horse pueda ser uno de esos afortunados que viaje en este tren japonés y nos los cuente. Aunque esa será una experiencia que no podrá llevar a cabo como mínimo hasta la primavera del año próximo, ya que todas las plazas del Shiki-Shima están reservadas hasta abril de 2018 como se indica en la página web de la compañía East Japan Railway donde se encuentra toda la información sobre este lujoso tren y donde por supuesto se pueden adquirir los billetes para su singular viaje.