El confinamiento ha cambiado nuestros hábitos. Nuevas rutinas, emociones y costumbres que acaban afectando de una forma u otra a nuestra piel, sobre todo de las manos, aunque no solo. Cuidar manos y cuerpo es fundamental y muy sencillo si seguimos tres pasos básicos: limpieza, exfoliación e hidratación y los adaptamos a la nueva situación. ¿Cómo? Aquí te lo contamos.

¿La extrema higiene de estos días reseca tus manos? 

Seguramente donde más estás notando la sequedad en tu piel sea en tus manos. ¿Por qué? Porque las lavamos con mucha más frecuencia y, con ello, eliminamos la barrera de aceites naturales que las protege. Desde luego, la higiene de manos es clave, pero podemos mitigar estos efectos negativos si utilizamos un jabón adecuado.

Paso 1: máxima higiene pero con productos suaves con la piel

Los jabones alcohólicos desprotegen la piel y pueden dar lugar a sequedad y agrietamiento. En su lugar, es mejor optar por jabones más suaves y con algún ingrediente nutriente o hidratante como el jabón Dermaseptic de Laboratorios Babé. De uso diario con PH fisiológico, sin perfume, testado dermatológicamente y enriquecido con un factor hidratante.

Jabón Dermaseptic de Laboratorios Babé.

Al lavado de manos tradicional, con agua y jabón, hemos añadido otro no tan habitual: el uso de geles higienizantes. Posiblemente hayas incluido este producto en tu rutina y lo estés usando en tu día a día. Su principal problema es que está compuesto por una base hidroalcohólica, muy eficaz eliminando bacterias y virus pero que reseca nuestra piel. ¿La solución? Escoger geles higienizantes que incorporen agentes hidratantes. El gel higienizante de Q77+ incluye en su formulación urea, un ingrediente que hidrata la piel en profundidad.

Higienizante de manos de Q77+.

Por lo tanto, el primer paso para recuperar nuestras manos castigadas es una limpieza suave y que incorpore ingredientes hidratantes o nutritivos en su formulación.

Paso 2: incluye un exfoliante en tu rutina 

El de la exfoliación es, seguramente, el paso que más nos saltamos. Además, existe la falsa percepción de que como nos lavamos más las manos es innecesario exfoliarlas.  Pero que las manos estén limpias no significa que estés retirando las células muertas. De hecho, tal y como señala Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza, la exfoliación de manos es más importante que nunca:

Ahora hay que retirar las células muertas con mayor asiduidad. La extrema limpieza, en algunos casos hasta quince o veinte veces al día, hace que la piel intente trabajar más rápido a nivel celular para intentar recuperar la hidratación, produciendo una posible descamación y un desequilibrio

El Gold Sugar Scrub de Omorovicza tiene una base de azúcar de comercio justo y, como su nombre indica, incluye entre sus componentes el oro coloidal, que ayuda a regenerar la piel y a repararla en profundidad. Además, este sofisticado scrub cuenta con un péptido rico en vitamina C, que ejerce de antioxidante y fomenta la microcirculación y la producción de colágeno y elastina.

Gold Sugar Scrub de Omorovicza.

Paso 3: hidrata con cremas específicas para manos 

Una exfoliación adecuada no solo retirará la piel muerta, sino que ayudará a que se recuperen los nutrientes que el tejido ha perdido y lo preparará para los productos que apliquemos después. Una buena hidratante de manos es esencial, ya que las manos tienen unas condiciones y necesidades particulares y unas problemáticas concretas que es recomendable tratar con un producto específico.

El uso de productos específicos es algo que tenemos mucho más interiorizado si hablamos del rostro o del cuerpo, pero que se puede aplicar a cualquier zona y más a las manos, que están siempre expuestas. Medik8 Hand & Nail Cream aprovecha la tecnología de uno de los best sellers de la firma, el suero hidratante Hydr8 B5, en una crema para manos y uñas. Incluye SPF 25 y una tecnología anti-contaminación y entre sus ingredientes destacan la vitamina B5, que ayuda a retener la humedad, el ácido hialurónico de múltiple peso, que penetra hasta las capas más profundas, aporta humedad y ayuda a retenerla, y el extracto de moringa, un antioxidante de última generación que crea un escudo protector.

Hand and Nail Cream, de Medik8.

La piel del cuerpo también se resiente 

Pero no solo la piel de las manos sufre con el confinamiento. La incertidumbre y los cambios emocionales afectan a nuestra piel. También las nuevas rutinas. Pasamos muchas más horas en ambientes cerrados, lo que aumenta la sequedad de la piel y puede traducirse en granitos, hipersensibilidad, descamación, deshidratación… La forma de prevenir la sequedad en la piel de nuestro cuerpo pasa por los mismos pasos que la de las manos: jabones menos abrasivos, exfoliación periódica y una buena hidratación.

Aromatherapy Associates Relax Body Wash es un jabón corporal que respeta la barrera lipídica de la piel. Además, tiene un efecto relajante, gracias a los aceites esenciales de lavanda y vetiver, que no viene nada mal en estos días. El Tree Hut Shea Sugar Scrub es un exfoliante corporal suave y natural con base de azúcar de karité y nuez de Brasil, ingredientes que hacen que sea muy hidratante.

Cuidar la piel del cuerpo
Aromatherapy Associates Relax Body Wash – Tree Hut Shea Sugar Scrub – Cold Plasma+ Fragile Skin Therapy de Perricone MD

Por último, la Cold Plasma+ Fragile Skin Therapy de Perricone MD más que una crema hidratante, es un tratamiento corporal multitarea. Contiene ácido hialurónico hidratante; un péptido que corrige el tono y la textura de la piel; retinol para la renovación celular y un sistema de liberación de principios activos que asegura la absorción de los nutrientes.

Cuidar manos y cuerpo es más necesario que nunca

Una higiene suave, una exfoliación periódica y una buena hidratación. Estos son los tres pasos fundamentales para cuidar manos y cuerpo y lucir una piel perfecta a pesar de las nuevas medidas de higiene y condiciones que castigan nuestra piel.

Imágenes cortesía de las firmas citadas.