El barrio barcelonés del Poblenou vuelve a mostrar su tejido creativo, esta vez aprovechando el Open Day & Night – 12h Non Stop organizado por el Poblenou Urban District.

Los distintos espacios agrupados en el Poblenou Urban District abrieron sus puertas ofreciendo actividades culturales como exposiciones, talleres o performances durante el pasado 17 de octubre.

El espacio Simón 100 brilla con luz propia

Uno de los lugares que abrió sus puertas al público fue el Espacio Simón 100. La empresa dedicada al mundo de la iluminación posee un showroom donde la luz es el eje principal. En esta ocasión, para la edición de Poblenou Open Day & Night, el Windows Art Circuit se transformó en WAC LAB, un evento organizado por Poblenou Urban District en el espacio cedido por el ‘venue partner’ Simon. En el planteamiento del WAC LAB se concebía como una residencia de artistas, es decir, un lab que tuvo como punto de inicio el 13 de octubre y finalizó con la jornada de puertas abiertas dentro del Poblenou Open Day & Night.

Más de 23 artistas convirtieron esta nave del Poblenou Urban District en un gran lienzo que les proporcionaban las paredes para hacer sus obras. Como es en el caso de Teo Vázquez, que honró al barrio con un homenaje a El Sardina, el último pescador del barrio del Poblenou.

Teo-Vazquez-el sardina-Lara Gombau-Crida-poblanou urban district-magazinehorse

El mural “El Sardina, el último pescador del barrio” de Teo Vázquez @teo_vazquez
Y Lara Gombau con la obra “Crida” @laragombau

El proyecto multidisciplinar de BeatMe Lab combinó la pintura mural, el video mapping y la iluminación LED. La obra crea un paisaje onírico en cuyo centro destaca un oráculo de luz. A los lados están 12 formas poliédricas que señalan al centro de la obra.

 

La presencia de la pandemia

El confinamiento y la pandemia también estuvieron presentes en los trabajos, Diego Cáceres mediante unas pinturas que rozaban lo abstracto, le ayudaron a “combatir la incertidumbre y el desasosiego que le provocaba el encierro”. Por su lado, Lara Gombau con la obra “Crida”, reflejaba “la impotencia, la ansiedad, la rabia, el miedo”. Una mezcla de sentimientos que no son fáciles de identificar frente a una situación desconocida”.

concreto-streetart-cane-poblenou-urban-district-magazinehorse

La obra de Concreto Streetart @creto_ums “Mantenerse a Flote” y el dibujo de Cane @theartofcane “Eat Shit, Die Fast”

La obra Portal InterDimensional de las artistas Alessiainart & Beta es una puerta de enlace que conecta un área del Multiverso con otra, una entrada a otra dimensión en la que se comprimen varias realidades, un foco de energía y luz.

Alessia-Innocenti-Sandra-Betancort-poblenou-urban-district-magazinehorse.

Alessia Innocenti @alessiainart y Sandra Betancort @betanprismas creadoras de “Portal”

Después de casi dos meses de cuarentena, Ona, quiso representar las ganas de salir a pintar, aunque señala:

“sigo plantado en mi casa o mi maceta. Aún respetando todas las medidas sanitarias, hay que permanecer en la maceta. Eso sí, con buen rollo”

Mural de Ona @_ona_barcelona

 

Urban Talks, un rico debate sobre los retos de las marcas en la actualidad

En el mismo Espacio Simon 100 pero en la planta superior ‘Planta Fluvià’, la galería de arte y estudio de producción La Plataforma junto a la agencia de comunicación Life In The Woods studio organizaron las Urban Talks, una serie de tres mesas redondas donde aportaban sus propuestas y sus puntos de vista. No estaban abiertas al público asistente y su retransmisión, que puede ser recuperada, fue en streaming a través del canal de Youtube de Poblenou Urban District.

Urban-talks-poblenou-urban-district-magazinehorse

Segunda mesa redonda con Alex Nikolov de Loom Collective, Albert Salinas de Lapsus y Rosa Fernández de Dice.

La primera de ellas llevaba por título “marcas, nuevos públicos y honestidad” y estuvo moderada por Frankie Pizá, Director Creativo de Primavera Sound. Los tres invitados fueron Raquel Vieira de Lacoste, Freddy Cardenas de Nike y Kai Landré, artista y miembro de Cyborg Foundation.

En este coloquio, Raquel Vieira destacó que en los tiempos que corren “hace falta llevar a cabo algunos ajustes, prepararse por un cambio que pasa por asociarse a pequeños colectivos” y Kai Landré añadió que hace falta “escuchar mucho a la gente y buscar nuevas formas de utilizar recursos”. 

La importancia de la identidad de una marca

Uno de los temas principales era la identidad y los valores de las marcas. Vieira afirmaba que una marca “debe aportar a la comunidad, además de ser ética y tener credibilidad ya que la responsabilidad social es una forma de competir. Además, a la hora de asociarse con un artista se deben tener en cuenta los valores que caracterizan a este”.

Marcas e influencers

 A raíz de esto, se debatió sobre la figura de los influencers, y cómo debe ser su relación con las marcas. Landré destacó que “si alguien cercano te cuenta acerca de una marca, es más creíble”.  El moderador introdujo la figura del rapero Kanye West como influencer “políticamente incorrecto” que hace acciones que van completamente en contra de la marca que representa. A lo que Freddie Cardenas añadió que “las marcas no controlan a los influencers y a veces estos tienen tanta notoriedad que están por encima”.

En cuanto al acercamiento de las marcas en la era digital, Cardenas sostuvo que “no hay que desconocer el mundo virtual. Tampoco se tiene que ser obvio a la hora de mostrar contenido comercial, sin subestimar, así, la percepción del usuario. Se debe ser oportuno, no oportunista”.

Repensar de los festivales

En la segunda de las mesas, también moderada por Frankie Pizá, se abordó cómo deben afrontar los festivales y grandes eventos un futuro incierto condicionado por la evolución de la pandemia. La mesa redonda la conformaban Alex Nikolov de Loom Collective, Albert Salinas de Lapsus y Rosa Fernández de Dice.

Durante los meses de parón, Albert Salinas destaca la desorganización que se ha vivido. “Algo que no está a nuestro alcance nos ha hecho parar cosa que ha generado desorganización llegando a cruzar algunas líneas rojas para los artistas”.

A su vez, la situación actual les ha llevado a plantear el debate de qué es un festival, de que son “canales de comunicación y socialización en vez de una congregación en torno a un artefacto cultural”. Entorno a esta reflexión, Salinas se cuestionaba si “te interesa el contenido realmente o te gusta compartir la experiencia con la gente”.

En cuanto al contenido online, Alex Nikolov aseguraba que llevaba a una “devaluación de la cultura y percepción de lo que es online es gratuito. Motivo por el cual va a costar que la gente se conciencie”. Salinas añadía que “había tantos streamings gratuitos que nadie les daba valor. Es por esto que se debe ser didáctico con la gente y hacer ver que hay gente que vive de ello”.

La transformación del territorio a través del arte

 En la tercera y última mesa redonda se debatió sobre el arte en el espacio público desde diferentes perspectivas. Como moderador estaba Arcadi Poch y los invitados fueron el artista Francsico de Pájaro (Art is Trash), Xavier Ballaz y Ana Manaia (B-Murals – Difusión y Jordi Montanyà (Institut Municipal del Paisatge Urbà i la Qualitat de Vida).

Lo más interesante fue el debate de cómo abordar el arte en el espacio público. Si se debía permitir a todo artista poder hacer sus obras en el espacio y mobiliario urbano o si por el contrario se debía regular. Jordi Montanyà argumentaba que el espacio debe tener neutralidad. Debía actuar como el “arquitecto” que quiere que “sus construcciones sigan tal y como las diseño ya que ellos actúan como técnicos y se limitan a aplicar las normas. En algunos casos, políticos se han saltado la normativa haciendo que apareciera arte en el espacio público de manera descontrolada”.

En una postura totalmente contraria se encontraba al artista Francisco de Pájaro que utiliza la basura para crear su arte. De Pájaro defendía que la ciudad “es de mentira, de plástico y que los políticos buscaban su interés económico” 

Un futuro incierto

La pandemia ha acelerado un proceso de cambios que afecta a toda la sociedad. Dentro de esta, marcas y arte han tenido que hacer frente a restricciones en el consumo de la población. El arte, por su lado, se ha beneficiado del tiempo que los artistas pasaban en sus casas para enriquecerse y llegar a más gente mediante las redes sociales.

Los esfuerzos de los promotores de los festivales se enfrentan a la incertidumbre de no saber cuando se volverá a una normalidad pre pandemia. Mientras tanto, deberán repensar sus modelos para no dejar de organizar eventos culturales que son un beneficio tanto para los que viven de ello como los que lo consumen.

En el caso de las marcas, el hecho de acercarse al consumidor durante la pandemia y adaptándose a la situación, ha permitido readaptarse de un modo más o menos satisfactorio a la situación actual. Generando así una mejor imagen y fidelización con los clientes.