Los meses de verano son ideales para realizar eventos privados y de empresa. De hecho, cuando llega el buen tiempo, las ciudades se llenan de ellos, casi siempre ofreciendo el mismo plan: una fiesta en la terraza superior del hotel urbano de moda. En Horse apostamos por vivir siempre una experiencia única y personalizada, por ello buscamos ideas que marquen la diferencia y que logren convertirse en especiales para todos los invitados.

En esta ocasión, nos trasladamos al Vallés, una comarca barcelonesa a menos de media hora de la ciudad Condal y de las playas del Maresme, en la que la naturaleza y el color verde se encargan de que nos olvidemos del estrés de la capital.

Todo ello lo convierte en un entorno ideal para celebrar todo tipo de reuniones, mezclando la tranquilidad que reina en el lugar con su ubicación y fácil acceso para los asistentes. De hecho, se puede llegar incluso en helicóptero, a través de los helipuertos del Circuit de Barcelona-Catalunya y del Hotel Mercure Augusta Barcelona Vallés, los dos espacios en los que centraremos nuestra propuesta.

mercure-hotel-barcelona-vallés-helicoptero Imagen del heliopuerto del Hotel Mercure Augusta Barcelona Vallés 


Mañana: GT Driving Experience

En el Circuit de Barcelona-Catalunya, situado en la tranquila localidad de Montmeló, no sólo hay actividad las semanas que toca carrera. Durante todo el año es posible disfrutar de los diversos servicios que ofrece, como el GT Driving Experience, una experiencia completa en torno al mundo del motor.

Con la llegada al Circuit prevista a las 11:30h, el grupo tendrá una hora para la visita guiada por todas las instalaciones. Podrá adentrarse en todos los rincones que tantas veces ha visto desde la pantalla, como las salas de briefing y prensa, los boxes, el paddock, la sala VIP o el prepodium y podium.

mercure-hotel-barcelona-valles-circuit-panoramicaVistas al Circuit de Barcelona-Catalunya, situado en la localidad de Montmeló
mercure-hotel-barcelona-valles-circuit-catalunya-visitaEl Circuit abre durante todo el año y ofrece diversos servicios a grupos y empresas 

Posteriormente, desde las 13:00 hasta las 14:00 horas viene la parte más especial: la oportunidad de conducir un GT por el trazado Gran Premio de 4.727 metros. Según el presupuesto pactado, se pueden dar entre una y tres vueltas al volante de un Ferrari, un Porsche o un Formula F-3.

Después de este “chute” de adrenalina, la experiencia termina con una comida para todo el grupo en el Restaurante Paddock, preparado para asumir los compromisos de más alto nivel.

mercure-hotel-barcelona-valles-visita-guiada-circuit-ferrariLa experiencia más especial de la visita al Circuit es el de conducir un GT por el trazado Gran Premio
mercure-hotel-barcelona-valles-restaurante-paddock-circuitUno de los espacios VIP para tomar algo en el Circuit de Barcelona-Catalunya

Tarde: Relax en un entorno natural

Tras la movida mañana de motor, toca alejarse del ruido y relajarse en las zonas exteriores del Hotel Mercure Augusta Barcelona Vallés. Su entorno natural lo convierte en todo un oasis de tranquilidad y bienestar, donde desconectar de la rutina es tan fácil como darse un chapuzón o tumbarse a tomar el sol en su magnífica piscina.

mercure-augusta-hotel-barcelona-valles-piscinaNadar entre naturaleza es posible en la piscina del Mercure Hotel Augusta Barcelona Vallés

Las hamacas del “Bosc de les Aromàtiques” son otra opción para pasar un momento zen de relax total en plena naturaleza. Las hierbas aromáticas que pueblan este jardín (y que abastecen la cocina del hotel) invitan a respirar profundamente, cerrar los ojos y olvidarse de todo.

mercure-hotel-barcelona-vallés-naturalezaLas hierbas aromáticas del ‘Bosc de les Aromàtiques’ abastecen la cocina del hotel

A media tarde, es obligatorio pasar un rato en el bucólico “Mirador del Trànsit”, el cual desprende un encanto de lo más especial. Tanto en su bar como en la zona chill out, podremos disfrutar de un vermut o un cocktail con música en directo.

mercure-augusta-hotel-barcelona-valles-terrazaEntorno natural cuidado y completo en el ‘Mirador del Trànsit’mercure-augusta-hotel-barcelona-valles-chilloutZona chill out en el bucólico ‘Mirador del Trànsit’mercure-hotel-barcelona-valles-vermut
Vermut de media tarde en el ‘Mirador del Trànsit’

Noche: Fiesta privada al aire libre

Las amplias zonas naturales y verdes del Vallés que rodean el Hotel Mercure Augusta invitan a celebrar allí todo tipo de acontecimientos. En este entorno, una fiesta privada al aire libre pondrá el punto final (y glamouroso) a la jornada.

Las vistas espectaculares, temperaturas agradables y absoluta tranquilidad del espacio, cautivarán seguro a los asistentes. Por no hablar de la comida proporcionada por el restaurante Trànsit del hotel, que se encargará de satisfacer incluso los paladares más delicados con sus platos mediterráneos elaborados con ingredientes de proximidad de alta calidad.

mercure-augusta-hotel-barcelona-valles-ostrasOstras y cava ofrecidas por el restaurante Trànsit
mercure-augusta-hotel-barcelona-valles-noche
Las vistas espectaculares, temperaturas agradables y tranquilidad del espacio cautivarán a los asistentesmercure-augusta-hotel-barcelona-valles-fiestaUna fiesta privada al aire libre en el Hotel Mercure Augusta pondrá el punto final a la experiencia

A cinco minutos en coche entre ellos, el Circuit de Barcelona-Catalunya y el Hotel Mercure Augusta se complementan a la perfección y son dos espacios perfectos para celebrar reuniones privadas. En ellos, motor, diversión, relax y naturaleza forman un tándem que seguro conseguirá sorprender a tus invitados especiales.