La Gala benéfica Met 2020 uno de los eventos de moda más esperados del año, se ha pospuesto. Estaba previsto haberse celebrado el 4 de mayo para inaugurar de forma oficial el día 7 (tres días más tarde) la gran exposición de primavera del Costume Institute del Metropolitan Museum of Art (Met) de Nueva York, pero este año, gala y exposición, siempre de la mano, se celebrarán más adelante sin fecha asignada. En las siguientes líneas analizamos el papel de Anna Wintour en la Gala Met, el gran evento de la moda que en 2020, además, forma parte de la celebración especial de los 150 años de historia del museo

Gala Met 2020
Vestido de Yves Saint Laurent que formará parte de Making The Met, 1870–2020, la exhibición que celebra los 150 años del museo.

Anna Wintour: responsable del éxito de la gala Met 

72 años de historia preceden a la Gala Met pero ¿en qué momento se convirtió en el icono pop que es hoy en día? y, sobre todo, ¿gracias a quién? Un nombre destaca entre el resto al responder a estas preguntas: Anna Wintour.

La directora de Vogue USA desde 1988 empezó a presidir la gala en 1995. Desde entonces, se han recaudado para el museo más de 125 millones de dólares. Sin embargo, el dinero no es lo único que ha ganado la industria de la moda con el éxito de la gala. Antes de que la directora de Vogue asumiera la responsabilidad de dirigir el evento, este estaba confinado al subsuelo del museo: una muestra más de que la moda no era considerada una expresión artística y se sometía a los prejuicios de quienes subestiman su valor cultural.

Gala Met 2020
Foto de Anna Wintour publicada en su Instagram durante el confinamiento.

Comprometida tanto con elevar la moda a la categoría de arte como con acercarla al gran público a partes iguales, el papel de Wintour en la moda de las tres últimas décadas es indiscutible. Gran ideóloga de la democratización de la moda, en la primera portada de Vogue bajo su gestión, aparecía una modelo con un top couture de Christian Lacroix combinado con unos jeans. La biblia de la moda se abría al gran público, al street style.

Anna Wintour y el Met: historia de una unión ganadora 

La historia de cómo Anna Wintour se convirtió en la organizadora de la Gala Met empieza con una llamada de Oscar de la Renta. La mujer del diseñador estaba muy involucrada en el Metropolitan Museum of Art y ambos querían saber si Vogue querría entrar a formar parte de la Costume Institute Gala.

No fue Anna Wintour la primera en Vogue en hacerse cargo. Antes, le había tocado a Diana Vreeland, una de las grandes editoras de la historia de Vogue. Ella convirtió durante varios años la gala en un punto de encuentro de la industria, aunque tras su marcha, el evento decayó y, con él, los fondos del museo.

Anna Wintour comenzó a dirigir la gala tras una llamada de Oscar de la Renta.

Ahí es donde la llamada de Oscar de la Renta y el papel de Anna Wintour cobran sentido. Anna Wintour asumió el papel de Diana Vreeland y empezó a trabajar con el Met. Integrar el tradicionalismo de la institución con su visión aperturista y controvertida de la industria no fue tarea fácil ni su trabajo dio sus frutos inmediatamente. La situación comenzó a cambiar realmente con Alexander McQueen: Savage Beauty, la exposición de 2011, que, de repente, se convirtió en una de las 5 muestras más visitadas del Met en su historia. Tradición y espectáculo convergen ahora con naturalidad.

Las claves del éxito de la Met Gala de Anna Wintour 

Dos son las claves del éxito de la Gala Met de Anna Wintour: la originalidad de sus temas y la lista de invitados. De esta última se encarga personalmente Wintour, fiel a su visión de integrar moda y celebridades en un mismo imaginario.

Blake Lively, Celine Dion y Halle Berry vestidas de Versace en la Gala Met 2017.
Emmy Rossum y Halley Bieber de Carolina Herrera en la Gala Met 2017.

Solo los personajes del momento y los grandes de la moda tienen un lugar en el evento. Los diseñadores trabajan durante meses para vestir a las celebrities acorde al dress code. Una gran prueba para su creatividad, sobre todo sabiendo que cada año tienen que adaptarse a temas de lo más variado y particular.

Invitados exclusivos y temáticas originales

En 2019, por ejemplo, la gala (y la exposición) se inspiró en el Camp, un concepto de un ensayo de Susan Sontag de 1964. En 2018, Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic se basó en el imaginario católico, convirtiéndose en la muestra más visitada del Costume Institute hasta entonces y una de las tres más visitadas en la historia del museo.

Gala Met 2020
Algunos de los diseños de la exhibición 2019 Camp: Notes on Fashion: Marjan Pejoski Fall 2000 – Virgil Abloh para Off-White Pre-fall 2018 – Bertrand Guyon para House of Schiaparelli Fall 2018 haute couture. Photo © Johnny Dufort
Gala Met 2020
Vestido de la Colección otoño-invierno 2000-2001 de Alta Costura John Galliano para Dior, que formó parte de la exposición de 2018.

Ideas, conceptos… que han servido de inspiración en varias ocasiones como también lo han hecho algunos de los grandes diseñadores de la historia como Alexander McQueen (2011), Charles James (2014) o Rei Kawakubo (2017). De hecho, en 2022 la muestra tendrá como protagonista a Karl Lagerfeld.

Gala Met 2020
Diseños de Comme des Garçons expuestos en Art of the in-Between: Rei Kawakubo, en 2017.

La exclusividad, la apertura al gran público, el espectáculo, las celebrities, lo espectacular de los temas, el dress code… han convertido la Gala Met en un fenómeno equiparable a la Gala de los Oscars. Aspectos en los que Anna Wintour parece tener gran parte de culpa.