La joven artista hispano-colombiana, Juliana Plexxo, vuelve a Barcelona para presentar su última colección, Éter: Uniendo Contrarios. Desde su última exposición en la ciudad condal en 2021, Juliana ha ido creciendo a nivel internacional a pasos agigantados.

Después de sus más recientes viajes por  Italia, Luxemburgo o Mónaco, la joven Juliana Plexxo fue acogida el pasado 5 de julio en los jardines de Jok en Barcelona donde presentó sus últimas creaciones ante coleccionistas y prensa. Tuvimos ocasión de entrevistarla y conocer un poco sus orígenes, su nueva colección y su corta, pero prometedora carrera artística.

Síguenos en Instagram | Horse Magazine

Horse: ¿Cómo definirías tu nueva colección?

Juliana Plexxo: Si tuviera que definirla con una palabra sería la palabra mística. He pintado desde pequeña, pero no imaginaba poder presentarlo al mundo. Poder conectar con la gente, y que la gente conecte con las propias pinturas, eso es algo muy importante. Que tengan la oportunidad de comprender lo que transmito a través de la obra, y además, que sean parte de ella.

Esta colección tiene relación con la esencia mística, y le puse el nombre de Éter. Porque si analizamos algunas culturas; budismo, chamánicahinduismo, el éter es la esencia que une los polos opuestos, por ejemplo, el calor y el frio, la dualidad de las cosas.

barcelona-magazinehorse

Juliana entre Virgili Barbará y de Fermín Pérez, de Andreu Marcs y Arts , responsable de los marcos de ÉTER

H: Cómo empezaste en el mundo de la pintura?

J.P: El crecimiento fue muy rápido e inesperado , yo tenía muy claro que quería irradiar de mi arte al mundo. Y de ahí viene el nombre de Plexxo, plexo solar, que es el tercer chacra de la cultura hindú. Su significado es que todos los seres humanos nacemos con un don, y el que yo encontré a través de arte es mostrar mi cultura, mis raíces y mi feminidad. Y realizarlo a través de pinturas a gran escala o con grabados. 

Siendo una niña, en Colombia, me encontré con un arte que era la muerte y la vida.-comenta Juliana

Juliana encontró una gran conexión con el arte siendo una niña, reflejando a través de la pintura todo aquello que sentía. De origen colombiano, Juliana explica que su niñez fue una época difícil; perdió a su padre, periodista de profesión, por explicar aquello que a muchos no les interesaba. Un padre que estaba arraigado a la tauromaquia, y que en cada una de sus obras se pueden encontrar los ojos del animal bravo. Representado para ella como un animal noble y superior que muere luchando por su vida Una vez que su padre muere, se muda a Ecuador, a una zona donde conecta con la naturaleza y la cultura indígena de la ciudad de Otavalo.

J.P: La ciudad de Otavalo tiene una cultura mística y llena de sorpresas. Además descubrí a Oswaldo Guayasamín que fue un artista que luchaba por el mundo y sus raíces. Y ese ha sido mi gran sueño, tener la responsabilidad de transmitir mis raíces a través del arte.

barcelona-juliana-plexxo-magazinehorse

La artista junto algunas de las obras de la colección Éter

H: ¿Cómo empezaste con el grabado?

J.P: El taller Joan Barbará en Barcelona me escogió para aprender. En el siglo XX Joan Barbará fue un genio en el grabado, y grandes artistas como Picasso o Dalí fueron a su estudio para crear y yo tuve la suerte de ser escogida para ir en 2019. Fue el hijo de Joan Barbará, Virgili, el nuevo encargado del taller, y he ido creciendo durante cinco años. Además, esta colección es el agradecimiento, porque hay que honrar a aquellas personas del pasado que han ayudado.

H: ¿Utilizas una o varias técnicas para crear tus obras?

J.P: Utilizo principalmente el grabado, que es una técnica ancestral, y para mí es un reto. Se fue perdiendo la importancia que tiene, pero siglo a siglo continúa. Además el grabado cuenta con un proceso muy largo, y para mí es importante darle relevancia a ese proceso tan duradero.

Tal y como comenta Julia, su técnica no se limita al grabado, también destruye la placa de cobre que utiliza para cada pieza. «Así puedo hacer lo mismo con una perspectiva distinta, el grabado siempre está, pero en muchas ocasiones lo mezclo con óleo, acrílico, y eso es lo que le da la fuerza y la personalidad, siendo una obra única«, comenta la artista.

barcelona-juliana-plexxo-magazinehorse

Una de las piezas de la colección Éter, donde la figura de los ojos está presente

H: ¿Qué piensas sobre los NFT?

J.P: Para mí el arte digital debe ser una herramienta del arte real. En mi caso, el arte también lo hago con realidad aumentada, que creo que es un puente entre arte real y arte digital.

En algunas de mis obras, si utilizas la aplicación con la que colaboro puedes ver a través del móvil la animación que se recrea, pero para poder verlo, el arte tiene que ser real, físico. Yo soy muy fiel al pensamiento de que la tecnología es una herramienta para un artista, pero no el arte en sí mismo.

H: ¿Cuáles son las ultimas exposiciones y colaboraciones que has hecho?

J.P: Tuve la suerte de contactar con AMI, en Monte-Carlo para presentar la obra frente al príncipe Alberto. Así pude transmitir mi cultura en un país extranjero, y abriendo una puerta para que las personas puedan conocer y ver la cultura indígena, que es lo que más muestro. Además, estuve en Luxemburgo, y se presentó muchísima gente, vinieron muchos españoles.

barcelona-juliana-plexxo-magazinehorse

Uno de los objetivos de la artista es visibilizar a la mujer en el ámbito artístico

Su entrada a los mercados internacionales llegó de manera inesperada, siendo una de las nuevas artistas latinoamericanas más demandadas por su talento. Nominada a Joven Talento del 2022 por la Universidad de Berkeley California, elegida como una de las 50 figuras más creativas por Forbes-Colombia, o ser la primera mujer artista en exponer en la Capilla del Hombre en Ecuador, han sido algunos de los reconocimientos que ha logrado. Además de ser invitada a exhibir su obra ante la familia real de Mónaco durante el Gran Premio de Fórmula 1 en Monte-Carlo.

Imágenes cedidas por las marcas mencionadas