Escrito por: Mar Cinca

Se acerca el día internacional de los enamorados, y aunque la lencería roja es la más tradicional, cada vez tenemos más opciones fuera del rojo pasión o el rosa que caracterizan el día de San Valentín. Según tu personalidad, preferirás vestirte en un inocente conjunto en encaje blanco o rosa palo, o atrevirte con un sexy body negro o un corsé rojo pasión. A continuación te presentamos los cuatro conjuntos claves para sentirte sexy el día de San Valentín.

Bodies

LENCE ST VAL

Lejos de quedar reservados al dormitorio, los bodies son cada vez más cómodos y llevables en nuestro día a día, especialmente conjuntados con una camisa de corte masculino por donde asome bajo el cuello un pedacito de encaje. Discreto y sexy a la vez, es el conjunto perfecto para una cena romántica a la luz de las velas.

50 Sombras de Rosa

Sencillo y femenino, más inocente y discreto que el rojo, nos permite jugar más con el diseño por ser un tono más jovial. Sin embargo, si nos vamos hacia un fucsia, realmente estamos marcando una tendencia más apasionada y divertida. Para no caer en un conjunto demasiado cándido, apuesta por escotes de tendencia como el halter de Yamamay.

Rojo Pasión

LENCE ST VAL4

Tradicional, osado, y seductor, el color rojo es el protagonista sin duda del día de San Valentín. Siguiendo la tendencia lencera más destacada del año, en Undiz nos han presentado un sujetador de espalda con encaje, perfecto para darle todo el protagonismo con un vestido negro con el escote trasero descubierto. El otro protagonista de la temporada es el que veremos en el siguiente look: sujetadores con una delicada cinta encima de cada copa que al llevarlos muestra un pedacito de piel, muy sexy y osado.

Destaca tu escote

LENCE ST VAL3

Las cintas encima de las copas nos permiten enseñar un escote seductor, y además lo marcan para atraer todas las miradas. Nuestro consejo, si quieres que este estilo de escote funcione sin parecer vulgar, es que debes combinarlo con un jersey de lana de cuello de pico para que, con el sujetador Promise, por ejemplo, se vean las cintas pero se mantenga la discreción.