El Covid-19 ha azotado el mundo y provocado una situación inédita en los últimos siglos. Sistemas sanitarios colapsados de pacientes, empresas cerradas, personas recluidas… Ante este nuevo panorama son muchos los que están aportando su granito de arena. Entre otros, compañías y personalidades del mundo de la moda, la belleza y el sector hotelero luchan contra el coronavirus mediante donaciones, material sanitario o sus propias imágenes en beneficio de los demás. 

El sector del lujo reconvierte sus fábricas 

El del lujo es uno de los sectores que más se está comprometiendo en esta lucha. Sus infraestructuras y volumen de negocio se lo permiten. En esta labor, la reconversión está jugando un papel importante. El grupo LVMH ha adaptado tres de sus fábricas de perfume y cosmética para empezar a producir gel desinfectante de manos, que donará a hospitales.

El grupo Kering está preparando los talleres de Saint Laurent, Balenciaga y Gucci para empezar a fabricar mascarillas homologadas y otros materiales sanitarios. De hecho, Gucci se ha comprometido a fabricar 1,1 millones de mascarillas quirúrgicas y 55.000 batas para el personal sanitario en Italia, uno de los países más afectados por la pandemia. También en Italia, Prada está produciendo 80.000 batas médicas y 110.000 mascarillas para el personal sanitario de la región de Toscana. Ambos productos se fabrican en su taller de Perugia, abierta solo para eso, y se entregarán diariamente hasta el 6 de abril. 

Donaciones de LVMH Group por el coronavirus
El grupo LVMH incluye algunas de las marcas de lujo más reconocidas como Louis Vuitton, Fendi, Guerlain o Dior.

Donaciones económicas del mundo de la moda y la belleza contra el coronavirus

Otra forma de ayudar por la que están optando muchas de estas grandes compañías son las donaciones económicas. Las primeras se realizaron cuando la situación en Europa todavía no era insostenible. Los grupos LVMH y Kering donaron más de 2 millones de euros y cerca de un millón a la Fundación de la Cruz Roja de China para ayudar a aliviar la escasez de suministros médicos en la provincia de Wuhan, epicentro del virus. Otras grandes marcas han contribuido con la misma organización. Donatella Versace ha aportado 140.000 euros, L’Oréal, 650.000 y Estée Lauder, 225.000.

El grupo Kering integra firmas como Saint Laurent, Balenciaga o Gucci.

Más tarde continuaron en Europa. Kering ha donado dinero a cuatro grandes fundaciones hospitalarias italianas en Lombardía, Venecia, Toscana y el Lacio. Mientras que en Francia, contribuyen con el Instituto de Investigación Pasteur. Inditex se ha asociado con otros 4 grandes del Ibex35 (BBVA, Iberdrola, Santander y Telefónica) para donar 150 millones a la sanidad pública española. Y Prada ha donado 6 unidades de cuidados intensivos, dos a cada uno de los tres hospitales más grandes de Milán. 

Donaciones de material sanitario 

En algunos casos las donaciones económicas se materializan en material sanitario o instalaciones hospitalarias. El grupo LVMH ha comprado ya 10 millones de mascarillas para donar en Francia. Una aportación que se repetirá durante 4 semanas más hasta un total de 40 millones de mascarillas. Mientras que Kering, entretanto no están listas sus fábricas para la producción, van a entregar tres millones de mascarillas a los servicios sanitarios franceses. En España, las donaciones de mascarillas y batas de Inditex ya han llegado de China. Además, la compañía ha puesto a disposición del Gobierno su enorme red logística.

Donación de Inditex por el coronavirus
Materiales sanitarios que ha donado Inditex procedentes de China.

El papel de los influencers y sus campañas de crowdfunding 

No solo las grandes empresas del mundo de la moda y la belleza luchan contra el coronavirus. Muchos famosos están aportando su granito de arena, entre ellos, influencers como Chiara Ferragni. La italiana se ha convertido junto a su marido, el rapero Fedez, en un símbolo de la lucha en Italia. Juntos iniciaron una campaña de recogida de fondos para el hospital San Raffaele de Milán. Ya llevan más de 4 millones de euros recaudados, el primero de ellos en las primeras 24 horas. Con el dinero han conseguido construir una unidad de cuidados intensivos completamente nueva en un polideportivo de la capital italiana.

Además, Ferragni ha aprovechado la situación para donar a la causa también los beneficios de su colección especial con Oreo, que ya se ha agotado en su web. Pero no solo eso, el matrimonio se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la pandemia en Italia, animando a los ciudadanos a quedarse en casa y con directos en Instagram cada día con artistas invitados. 

Chiara Ferragni campaña contra el coronavirus
Chiara Ferragni tiene más de 19 millones de seguidores en Instagram y su campaña de crowdfunding ha recaudado más de 4 millones de euros.

En España multitud de influencers luchan contra el coronavirus a través de sus propias campañas. Verdeliss ha parado la producción de su firma de moda Green Cornerss y ha creado una red de voluntarios para fabricar mascarillas. Gala González ha comenzado una recogida de fondos para la Asociación Benéfica Geriátrica Ibérica, que destinará el dinero a la compra de material sanitario y comida para los mayores que lo necesiten. También Dulceida y su mujer, Alba Paul, están a la cabeza de la campaña #SomosUno para recaudar fondos en España para la asistencia e investigación del coronavirus. Y estas son solo unas pocas.

Fuera de Europa, Rihanna ha donado cinco millones de dólares a diferentes organizaciones a través de su fundación, Clara Lionel Foundation, que creó en el año 2012. El dinero se destinará a bancos de alimentos en EEUU, pruebas y material médico en Haití y Malawi y la investigación de una vacuna en centros ubicados por todo el mundo. 

Fundación Clara Lionel de Rihanna
Rihanna fundó la fundación Clara Lionel en 2012.

Esto es tan solo una pequeña muestra de la solidaridad que ha despertado esta situación en el mundo de la moda y la belleza. Dejamos a muchos fuera. Empresas (de este y otros sectores), famosos y personas de a pie luchan contra el coronavirus, ayudando a superar esta situación lo antes posible y a minimizar sus efectos. De hecho, otro de los sectores que nos gustaría destacar es el sector hotelero, uno de los más castigados a nivel económico.  

Más allá de la moda y la belleza: hoteles de lujo de Barcelona prestan sus instalaciones

  • En Barcelona, los hoteles W Barcelona y Expo Hotel Barcelona también se han unido a la causa, al igual que muchos otros a lo largo del país. El W Barcelona ha puesto a disposición del Hospital del Sagrado Corazón 50 de sus camas, ha donado 2.000 guantes al Hospital de Mar y distribuido alimentos perecederos a dos entidades sociales de la ciudad: Barcelona Forum District y Nutrición Sin Fronteras. Además, el hotel dibujará en su emblemática fachada un corazón todos los días de 20:00 a 21:00 horas en homenaje a todos los que trabajan por mejorar esta situación lo antes posible: personal sanitario, policías, empresas de alimentación, voluntarios, todos los que contribuimos a frenar el contagio quedándonos en casa, etc.
Hotel W Barcelona
Un corazón iluminará Barcelona en homenaje a todas las personas que colaboran para frenar el coronavirus.

Por su parte, el Expo Hotel Barcelona, propiedad de Selenta Group, ha medicalizado sus 423 habitaciones para acoger tanto a pacientes como a los profesionales del Hospital Clínic que les atenderán. 

Expo Hotel Barcelona
La iniciativa de Expo Hotel Barcelona se enmarca en un proyecto que ha puesto a disposición de los hospitales de la ciudad más de 3.000 camas en distintos hoteles.

Para atender a los afectados, que se prevé que comiencen a llegar a partir de esta noche, se han instalado empresas de limpieza, lavandería y catering con amplia experiencia en el sector sanitario.

Desde luego, el mundo de la moda, la belleza y la hotelería luchan contra el coronavirus con aportaciones de todo tipo. Son muchos los que están colaborando con la causa, muchos más de los que citamos aquí. Ojalá esta ola de solidaridad ayude a paliar esta situación lo antes posible.