Quizás ninguna otra época del año esté tan marcada para nuestra sociedad moderna por adornos, figuritas, souvenirs decorativos, regalos propios y comidas y dulces tradicionales, entre demás memorabilia, como la Navidad. En la edición navideña de Magazine Horse nos hemos paseado por los mercadillos tradicionales icónicos de algunas ciudades de Europa en busca de sus productos más típicos. Así que ponte la bufanda y el gorro más abrigado, acompáñanos de gira y descubre tu mercadillo navideño favorito.

1.- MERCAT DE SANTA LLÚCIA / BARCELONA
Desde 1786 en las inmediaciones de la Catedral de la Ciudad Condal, este mercadillo abierto cada día desde finales de noviembre hasta el 23 de diciembre inclusive, sirve para que el barcelonés y sus visitantes consigan los pesebres artesanales más tradicionales de la ciudad, junto con sus respectivos figurines, complementos, paisajes de Belén, cuevas, lucecitas, velas y cualquier otro elemento catalán tan pintoresco como el caganer o el tió.
Otro producto típico del Mercat de Santa Llúcia, es la Simbomba, instrumento membranófo grave tradicional del mediterráneo español y utilizado para acompañar rítmicamente los cantos navideños.

mercadillo navideño barcelona

El Mercat de Santa Llúcia de Barcelona data del 1786

2.- KERSTMARKT / AMBERES
Este espectacular mercadillo se lleva a cabo este año entre el 10 de diciembre y el 8 de enero en la Grote Markt, una de las principales plazas de esta flamante ciudad flamenca. Sin embargo, el centenar de paradas con las que cuenta, abarcarán también las plazas de Handschoenmarkt, Suikerrui, Steenplein y Groenplaats. Esta atracción navideña se especializa principalmente en artesanía, pero también en delicias invernales locales como el vino caliente, los gaufres o las patatas con bacon. El mismo cuenta también con un proyecto de caridad a fin de recaudar fondos para distintos proyectos benéficos.

El mercado navideño más potente de Bélgica se celebra entre gaufres y otras muchas calorías.

El mercado navideño más concurrido de Bélgica se celebra entre gaufres y otras muchas calorías

3.- CHRISTKINDLMARKT / SALZBURGO
La ciudad austríaca, cuna de Mozart festeja el mercado del Niño Jesús en las céntricas plazas de Domplatz y Residenplatz con más de 85 puestos, desde mediados de noviembre y hasta el 26 de diciembre entre luces, productos locales y adornitos navideños. Suculencias al paladar tales como platos condimentados, ponche, vino caliente, postres y café dejan paso para la estrella de Salzburgo: el huevo pintado a mano.
Estudiantes y jubilados trabajan durante todo el año decorando huevos de gallina previamente vaciados con hipnóticos patrones detallistas, ilustraciones y mensajes.

En la ciudad de Mozart, los huevos pintados a mano son la estrella navideña.

En la ciudad de Mozart, los huevos pintados a mano son la estrella navideña

4.- VÁNOCNÍ TRHY / PRAGA
El mercado navideño de la capital checa se divide en cuatro localizaciones a lo largo y ancho del centro de la ciudad, siendo los más destacados el emplazamiento de la Ciudad Vieja y el de la Plaza de Wenceslao. Celebrado entre finales de noviembre y comienzos de enero, en él podrás adquirir una extensa gama de artículos artesanales de vidrio, juguetes de madera, velas y joyería, así como títeres y árboles de navidad.
Los pesebres con animales, un árbol gigante repleto de luces y hasta un coro de canto tradicional checo no faltan año tras año en esta cita imperdible de Praga. Por supuesto, las características casetas de madera también ofrecen al local y al viajero con salchichas y fuertes vinos especiados.

Uno de los mercadillos navideños más variopintos y completos de Europa Central.

Uno de los mercadillos navideños más variopintos y completos de Europa Central

5.- JUL I TIVOLI / COPENHAGUE
Marcadamente más reciente que los otros, pues apenas la edición de este año será la cuarta entrega, la cita de Jul i Tivoli en Copenhague, ya se ha abierto su merecido espacio en nuestro listado navideño. Y es que en los jardines Tivoli de esta ciudad de ensueño danesa puedes vivir una inolvidable pascua nórdica, que en nada tiene que envidiarle a sus vecinos. Abierto desde el 19 de diciembre y hasta el último día del 2016, podrás recorrer los pueblos miniaturas artesanales, además de sus decoradas paraditas con regalos y demás artículos propios de la época.
La especialidad de este mercado, sin duda es el emplazamiento. Con un reluciente lago que se transforma en pista de patinaje, un parque repleto de luces, casas exquisitamente engalanadas con guirnaldas, un cabaret y ambientación con fuegos artificiales, ¿qué más se le puede exigir a un mercadillo navideño?

El más reciente de la lista es también uno de los más espectaculares.

El más reciente de la lista es también uno de los más espectaculares

6.- CHRISTMAS MARKET / BATH
Entre 120 y 150 puestos puede albergar este mercadillo que le ha dado, entre otras cosas, el sobrenombre a Bath de ‘la Ciudad de la Navidad’ inglesa. Emplazada en el centro histórico de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, puedes comprar cualquier adorno navideño de calidad que se te pase por la cabeza, y lo mejor, es que estarás muy cerquita de la Abadía de Bath y de sus baños romanos.
Por si conformarse con probar los deliciosos manjares navideños de esta región británica, te supiera a poco, hacerlo entre canción y canción del coro de la abadía, quizás ya te invite aún más a acercarte a esta ciudad del suroeste inglés por estas fechas.

El mercadillo de Navidad más grande y reputado de las Islas Británicas.

El mercadillo de Navidad más grande y reputado de las Islas Británicas

7.- CHRISTKINDLESMARKT / NÚREMBERG
Activo desde mediados del siglo XVI, lo que lo convierte en uno de los más antiguos del mundo, el Christkindlesmarkt de la ciudad bávara está unido mediante el original ‘Camino del Belén’ al Kinderweihnacht, o Mercado para los Niños.
Ambos abiertos hasta el 24 de diciembre, está considerado el rastro navideño más grande de Alemania y en búsqueda de algo de calor humano, asimismo conseguirás mucho pan y galletas de jengibre, almendras tostadas, vino caliente y salchichas a la parrilla. Una estrella del lugar sin duda es el Zwetschgenmännle, una figurilla comestible realizada a base de ciruelas pasas.
En su mercado vecino, el Kinderweihnacht, los protagonistas son los pequeñines, puesto que está especializado en distribuir juguetes artesanales y en atracciones infantiles como un carrusel con renos, el trineo de Papá Noel, una noria y una locomotora de vapor.

La gastronomía bávara y germana, las estrellas del Mercado navideño más grande de Alemania.

La gastronomía bávara y germana, las estrellas del Mercado navideño más grande de Alemania

Después de esta selecta lista, no tendrás ninguna excusa para no ceñirte tus prendas invernales más calentitas y prepararte para sumergirte en la Navidad al más puro estilo europeo, mientras brindas con un aromático Glühwein. ¡A tu salud y Feliz Navidad!