La firma italiana de muebles de diseño Cassina ha organizado en su cuenta de Instagram (@CassinaOfficial) una serie de conversaciones en directo con invitados del mundo del diseño y del arte. Patricia Urquiola, directora artística de Cassina, hace de entrevistadora para la ocasión o, más bien, de conductora de conversaciones. La primera de las charlas de esta serie fue el pasado jueves 30 de abril con el artista danés Olafur Eliasson.

En ella, la diseñadora española y el artista danés reflexionan sobre el futuro del arte y del diseño después del coronavirus y lo hacen desde dos perspectivas: la del artista y la del espectador o consumidor. ¿Cómo va a influenciar esta situación en la forma en la que moldeamos el mundo? ¿Cómo esa nueva perspectiva afectará al mundo del arte y del diseño?

Conectados por relaciones simbióticas

La charla se estructura a través de las 3 últimas exposiciones del artista en Zürich, Bilbao y Tokyo. Symbiotic seeing (Zürich, 16 de enero – 22 de marzo 2020) es la única de las tres que ya no se puede visitar, pero en su concepto es quizás en el que más profundizan. La simbiosis es un concepto de base científica. Hace referencia a la asociación de diferentes organismos para beneficiarse mutuamente.

Esa conexión y permanente colaboración entre los distintos elementos es en la que basa Olafur no solo esta muestra sino toda su obra, en la que juega con distintos elementos naturales, luces y formas geométricas en armonía.

Symbiotic seeing (2018). Kunsthaus, Zürich. Olafur Eliasson
Symbiotic seeing (2018). Kunsthaus, Zürich. Foto: Franca Candrian.
Escaped light landscape (2020). Kunsthaus, Zürich. Olafur Eliasson
Escaped light landscape (2020). Kunsthaus, Zürich. Foto: Franca Candrian.
Symbiotic seeing (2018). Kunsthaus, Zürich. Olafur Eliasson.
Symbiotic seeing (2018). Kunsthaus, Zürich. Foto: Franca Candrian.

Un recorrido que conecta pasado y presente

Las otras dos exposiciones en Bilbao y Tokyo sí que siguen vigentes. De hecho, hace poco recomendábamos Olafur Eliasson: In real life (Museo Guggenheim, Bilbao, 13 de febrero – 21 de junio 2020) en nuestros highlights de marzo. Y es que esta muestra es la oportunidad perfecta para descubrir la obra del danés ya que hace un recorrido por su arte de los últimos 30 años a través de 30 de sus piezas.

Esculturas, fotografías, pinturas e instalaciones que juegan con reflejos y colores, y desafían la manera en que percibimos nuestro entorno y nos movemos en él. Para ello, emplea elementos de lo más variado. Materiales como el musgo, el agua, hielo procedente de glaciares, la niebla, la luz o metales reflejantes se convierten en arte bajo las manos de Eliasson.

In real life (2019) - The presence of absence pavilion (2019). Museo Guggenheim, Bilbao. Olafur Eliasson
In real life (2019) – The presence of absence pavilion (2019). Museo Guggenheim, Bilbao. Foto: Erika Ede.
Model room (2003). Museo Guggenheim, Bilbao. Olafur Eliasson
Model room (2003). Museo Guggenheim, Bilbao. Foto: Erika Ede.
The glacier melt series 1999-2019 (2019). Museo Guggenheim, Bilbao. Olafur Eliasson
The glacier melt series 1999-2019 (2019). Museo Guggenheim, Bilbao. Foto: Erika Ede.

Un cambio de perspectiva

Su objetivo es que los visitantes reflexionen sobre su percepción del mundo físico en el que están inmersos. Y es que, al final, tal como le dice Olafur a Patricia Urquiola durante la charla, todo es una cuestión de percepciones.

Es en este juego de la comprensión y la percepción del mundo en el que se centra Sometimes the river is the bridge (Museo de Arte Contemporáneo, Tokyo, 13 de abril – 14 de junio 2020). Olafur explica de forma sencilla cómo la forma de ver el mundo ha ido cambiando a lo largo de los años. La sociedad ha ido cambiando y, con ella, su forma de mirar. Por eso, incluso el pasado puede cambiar porque la perspectiva desde la que lo miramos es distinta ahora que hace 20 años.

Sunlight Grafitti (2012). Museo de Arte Contemporáneo, Tokyo. Foto: Kazuo Fukunaga.
Sometimes the river is the bridge (2020). Museo de Arte Contemporáneo, Tokyo. Foto: Kazuo Fukunaga.
The exploration of the centre of the sun (2017). Museo de Arte Contemporáneo, Tokyo. Foto: Kazuo Fukunaga.

En el futuro del arte el espectador tiene más tiempo para percibir

La simbiosis, el recorrido vital de los objetos y la percepción son los tres temas centrales de sus últimas exposiciones y recurrentes durante su obra pero, además, aportan una visión rápida de lo que Olafur Eliasson augura para el futuro del arte.

Eliasson no cree en una vuelta a la normalidad. De hecho, explica que quizás eso que pensábamos normal no lo era, porque se basaba en un consumo desenfrenado. En su lugar, el artista apuesta por la expresión de valores, por lo local, por la forma y por contar la historia de cada objeto uniendo pasado y presente.

Para él es la forma, con su lenguaje particular, a través de la cual el espectador puede percibir el recorrido de los objetos. Pero conlleva un aprendizaje. Ese aprendizaje por parte del espectador, esa conexión con el público con la que el artista ya venía trabajando, es la que se va a salir beneficiada de esta situación. Tenemos más tiempo para pensar sobre la narrativa, los materiales, las formas y el viaje por el que pasan los objetos.

Necesitamos nuevas formas de sincronizar y la situación actual no es más que una oportunidad para aprender a hacerlo.

Imágenes cortesía de olafureliasson.net