Los noventa son la década de moda y bajo su influjo, los diseñadores reivindican una vuelta a una estética que una temporada más nos apetece recordarla

Suena una canción, Smeels like teen Spirit de Nirvana, como preludio de la impronta estilística e inspiracional que el grunge dejó en la moda de los 90´s. En la gradería, una muchedumbre de adolescentes descontentos de aire desaliñado, siguen autómatas los acordes con camisas de cuadros, zapatos tipo bota Dr. Martins, superposiciones, pelo largo y gorras hacia atrás, inmunes ante la verdadera relevancia de lo que está sucediendo: la confirmación de una nueva postura anticomercial y contra cultural, que se revelaba a través de un estilo que en sí mismo era una contradicción.

Prendas como la chaqueta bomber, el peto vaquero, los crop tops , los vestidos fluidos de raso y encaje, la chaqueta perfecto, fueron los básicos inocuos de una dejadez estudiada que dibujaba el libro de estilo de una época, que esta temporada vuelve a formar parte de nuestro imaginario estilístico.

Chaqueta bomber

bomber

Peto vaquero

FOTOS POST5Chaqueta perfectoFOTOS POSTCrop topFOTOS POST7

Para la Primavera / Verano del 2016, la pasarela rescata el estilo del hip hop, el rap y las tribus urbanas en forma de pantalones de aires deportivos, chaquetas holgadas, gorras y riñoneras.

Pantalones de aires deportivos y chaquetas holgadas

SPORTY

GorrasFOTOS POST11RiñonerasFOTOS POST10

Las firmas de moda como Alexander Wang, Chloè, Burberry, Louis Vuitton o Loewe, se inspiran de nuevo en una tendencia, que veinte años después, vuelve a recuperar su status como década icono.

Entre las piezas que re configuran el imaginario de está década es el Slip Dress la prenda que fusiona a la perfección la perspectiva del pasado con nuestro presente más actual. Fue en el 1993 cuando Kate Moss convirtió este vestido en un hit de la época y que esta temporada destapa su potencial erótico reinterpretado en clave lencera e inspirado en las combinaciones. De línea fluida, tirantes finos, cortes al bies, se muestra en tejidos como el satén o raso, colores níveos, largos, con aberturas y toques de encaje. De la mano de Calvin Klein, Balenciaga, Givenchy, Saint Laurent o Jonatahn Saunders, el Slip Dress moldea en clave actual la esencia minimalista que ya triunfó en los 90´s.

Slip dress

902

El delicado fruto de la nostalgia, nos lleva esta temporada a traducir el imaginario de la estética de los 90´s en un lenguaje contemporáneo, dónde las influencias del grunge y la cultura rave, son el reflejo de cómo la moda mantiene el sentir por la atracción de que cualquier tiempo pasado siempre puede ser mejor.