El Covid-19 ha cambiado el paradigma de muchas industrias. En la de la restauración, ha dado como resultado una vertiente del lujo y la diversión. La urgente necesidad de las personas a relacionarse, se ha fusionado con la incertidumbre económica de los restaurantes.

‘In creccendo’, los consumidores buscan experiencias a largo plazo por encima de objetos que sacian su felicidad a corto plazo. Con estas cartas sobre la mesa, nacen los primero programas de membresía en los restaurantes más lujosos. Pagando una cierta cantidad de dinero fija al año, que oscila de manera ascendente o descendente dependiendo del restaurante, sus comensales pueden disfrutar de tratos exclusivos.

Quince Restaurant: membresía en un tres estrellas Michelin

Este restaurante que tiene ni más ni menos tres estrellas Michelin se ha sumado a la iniciativa de los programas de membresía. Según la página web del restaurante Quince, actualmente su aforo de subscripción está agotado, pero te da la posibilidad de recibir una notificación cuando deje de estar lleno.

Quince-Interior-progamas-de-membresia-magazine-horse

Interior del restaurante Quince. Fotografía de Dora Tsui.

El hecho de que el aforo ya esté cubierto se traduce en que el experimento ha sido todo un éxito. La sociedad actual necesita relacionarse con seguridad, y los programas de membresía no solo te unen al restaurante, sino que también se crean lazos entre comensales.

La membresía a parte de relaciones sociales también te invita a menús exclusivos a los que solo puedes acceder con esta, por lo que alimenta lo suculento que es unirte.

Cologna-Celebration-Box_Joseph-Weaver-magazine-horse

Menú de Quince. Fotografía de Joseph Weaver.

El restaurante, que tiene como chef  a Michael Tusk, utiliza una recolección de productos muy próxima, ya que cuentan con su propia granja. Esta granja esta bautizada con el nombre de “Fresh Run Farm”. Tener una granja que únicamente ceda productos, aproximadamente 40 variedades, al restaurante y su equipo  es otro punto exclusivo que tiene Quince.

 

Quince-a-the-Farm-programas-de-membresia-maggazine-horse

La Granja del restaurante Quince. Fotografía de Joe Weaver.

Los miembros del restaurante reciben cajas exclusivas, menús exclusivos, y visitas a la granja para que puedan observar y comprobar donde nacen y crecen los productos que consumen.

Precio: 5.000$ al año, lo que son unos 416,67 $ al mes.

Dirección: 470 Pacific Avenue, CA 94133(415) 775-8500 

Omar’s La Boite: un cambio de paradigma

El club Omar’s también tiene un plan de membresía. En su caso no estamos hablando de un programa de restauración, sino que nos sorprende con una membresía de club. Este idea se forja a través de que en Omar’s no quieren que el consumidor llegue se tome algo y se vaya, convirtiendo así el club en algo corriente. El objetivo de la membresía es crear experiencias, espectáculos, y que no se acabe la diversión en cuanto el comensal se termine la copa. Esto ha conseguido alejarlo de lo convencional y se diferenciarse del resto.

omar-boite-club-luxury-membership-magazine-horse

Sala de Omar’s club.

A parte de la relación entre los propios socios del club, también se estrechan lazos entre los clientes y los propietarios. Con la pandemia mundial la restauración ha sufrido un caos en cuanto a restricciones y economía, y por tanto, ayuda a sus propietarios a recibir un ingreso económico más predecible que el que estaban recibiendo hasta el momento.

omar-2-butacas-magazine-hors

Butacas de Omar’s club.

En la sala Omar’s apuestan por el acercamiento. A causa de la pandemia nos hemos alejado mucho los unos y los otros, y esta puede ser una gran iniciativa que nos salve de esta carencia afectiva-social, de una manera segura y con todas las medidas de seguridad.

Precio: 3.000$ año, lo que son unos 250$ al mes.

Dirección: 302 Broome St New York, NY 10002

The Battery: La exclusividad de sentirte como en casa

The Battery es un espacio que activamente propone semanalmente una serie de planes, tanto online como presenciales, para que los comensales con membresía puedan disfrutar de este en exclusividad. Hay eventos a los que puedes acceder sin ser miembro, pero hay otros eventos que están escondidos en la propia web y son únicamente visibles para los afiliados al restaurante.

the-battery-membresia-sala-magazine-horse

The Musto Bar “Cocktails” del restaurante The Battery en San Francisco.

Este restaurante de San Francisco se diferencia de los anteriores porque los comensales que tienen ese acceso exclusivo pueden acceder a lecturas privadas y conciertos. Un añadido a su gastronomía premium el club también dispone de de un jardín, un spa y un gimnasio. Este restaurante también tiene habilitados espacios en los que puedes teletrabajar, o estudiar, por lo que juega con el magnetismo de “sentirte como en casa”.

the-wine-cellar-the-battery-magazine-horse

“The Wine Cellar” de The Battery en San Francisco.

Con más de 6.000 seguidores el restaurante transmite vía Instagram sus planes para los miembros premium. De esta manera, todos sus seguidores pueden recibir la información de manera rápida y eficiente. De hecho, al hacerlo a través de esta plataforma, sus seguidores pueden activar las notificaciones de esta cuenta para saber al instante cuando publican contenido nuevo. Por lo que les llegará a sus smartphones una notificación en cuanto The Battery tenga nuevas noticias.

the-battery-membresía-magazine-horse

Penthouse “work space” del restaurante The Battery en San Francisco.

El restaurante persigue el cumplimiento de las medidas de seguridad en sus programas de membresía, y tal y como dice en su web, únicamente podrán sacarse las mascarillas para tomar las bebidas o comer. También promociona la higiene de manos de manera constante. Esta característica, recalca de nuevo que es posible hacer vida social con todas las medidas de seguridad.

Precio: El programa de membresía de The Battery tiene un precio de 2.400$ al año. Mensualmente el coste es de 200$.

Dirección: 717 Battery Street, SF, CA

Todas las imágenes han sido cedidas por los espacios mencionados.