Durante los últimos meses millones de empresas en todo el mundo se han visto obligadas a implantar el teletrabajo en su día a día durante el confinamiento. Las oficinas se trasladan a los hogares y eso hace que, al tener que trabajar desde casa, el día a día de muchísimos trabajadores haya dado un giro de 180 grados.

Ocho de cada diez teletrabajadores les gusta trabajar desde casa

Axicom, agencia de comunicación especializada en empresas del entorno digital, ha hecho un estudio para saber qué opinan los empleados que se han tenido que pasar al teletrabajo a raíz del confinamiento. En general, la experiencia está siendo muy positiva. 8 de cada 10 teletrabajadores afirman sentirse a gusto trabajando desde casa, cifra que aumenta a más del 90% en el caso de los que tienen hijos. Además, a más del 90% de los encuestados le gustaría mantener la posibilidad de teletrabajar cuando la situación mejore.

trabajar desde casa
El teletrabajo se ha convertido en una nueva realidad para muchas empresas.

En general, lo que más gusta de teletrabajar es evitar los desplazamientos, poder conciliar vida familiar y laboral, aprovechar más el tiempo y madrugar menos. Aunque también hay puntos negativos: la falta de socialización (63%) y de desconexión mental (61%), las dificultades para terminar la jornada laboral (57%)… Lo cierto es que el teletrabajo supone un gran cambio en nuestras rutinas diarias al que también hay que acostumbrarse.

Una de cada tres personas teletrabaja en pijama

Uno de los datos que más llama la atención de esta encuesta es sobre la ropa que utilizamos para trabajar desde casa y es que una de cada tres personas teletrabaja en pijama. Solo el 50% siguen su rutina habitual y se visten como si fueran a salir de casa, aunque eligen ropa más cómoda, y un 5% solo se viste de cintura para arriba, es decir, la parte que aparece en las videollamadas.

Establecer rutinas, como la de arreglarte por las mañanas, es muy importante para sobrellevar los cambios derivados del confinamiento. Además, nos sube la moral y hace que separemos el tiempo de trabajo del de descanso, aunque ambos sucedan en el mismo espacio.

Arreglarnos nos ayuda a establecer rutinas y sube el ánimo

Así que olvídate del pijama y de la ropa de estar por casa y arréglate para teletrabajar. No es necesario utilizar prendas incómodas o ceñidas, sino que puedes optar por otras más cómodas como pantalones holgados, vestidos, camisetas… Txell Miras, que casualmente había basado su colección de otoño-invierno 2019-2020 en el tema “epidemic”.

Colección Epidemic otoño-invierno 2019-2020 de Txell Miras
Colección Epidemic otoño-invierno 2019-2020 de Txell Miras.

Txell, ha lanzado una camiseta y mascarillas cuyos beneficios irán destinados a ayudar a Médicos sin Fronteras. Por cada camiseta vendida, regalan una mascarilla y donan 5 euros a la organización.

Camiseta ilustrada de Txell Miras
Camiseta ilustrada de Txell Miras y mascarillas.

Otras marcas como Noni Barea centran toda su producción en crear ropa cómoda, elaborada con tejidos locales de calidad y con un patronaje atemporal. En definitiva, ropa dentro de la que sentirse bien perfecta para trabajar desde casa. La diseñadora española solo fabrica series limitadas por lo que sus prendas son únicas, y se alza como una respuesta al sobreconsumo.

Noni Barea
La filosofía de Noni Barea se basa en crear moda cómoda, de calidad y sostenible.

Prendas cómodas y tejidos suaves y naturales para trabajar desde casa

Esa misma apuesta por la comodidad es la que refleja Dockers con su defensa por la moda street style también para el trabajo. No hace falta un traje para cambiar el mundo, y menos con la situación actual. Prendas confortables, que permitan libertad de movimiento, atemporales y dando especial importancia a los tejidos: así imagina Dockers un día de oficina (o de teletrabajo). Además, la marca ha invertido en tecnología textil para crear Smart360Flex y SupremeFlex, dos tejidos ligeros, flexibles y duraderos que aplican tanto a sus clásicos chinos como a camisas, polos… perfectos para trabajar desde casa.

Dockers
Los tejidos Smart360Flex y SupremeFlex de Dockers son flexibles y duraderos.

Esprit es otra marca que está invirtiendo cada vez más en los tejidos de sus prendas y en contribuir a la moda circular, respetando las materias primas y diseñando a partir del ciclo de vida del producto. De hecho, fue una de las primeras marcas en lanzar una colección sostenible en 1990, Ecollection. En esta apuesta por la sostenibilidad, la firma se ha comprometido a utilizar un 100% de algodón sostenible en sus prendas para 2021. También usa en sus colecciones fibras naturales como el lino, un material totalmente biodegradable y que requiere mucha menos agua en su proceso de producción. Algodón y lino, dos tejidos cómodos, suaves y transpirables para estar cómodos teletrabajando.

Camiseta de algodón 100% sostenible de Esprit
Camiseta de algodón 100% sostenible de Esprit.
Camisetas de lino de Esprit
Camisetas de la nueva colección de básicos en lino de Esprit.

La comodidad no está reñida con la moda. Vestirnos para teletrabajar debería formar parte de nuestra rutina diaria así que deja de lado el pijama y apuesta por ropa cómoda y sencilla que te anime en tu día a día trabajando desde casa.

Imágenes cortesía de las firmas citadas.